Reducir la nicotina del tabaco puede ayudar a minimizar la adicción en fumadores más vulnerables

Como pacientes con trastornos mentales o personas con dificultades económicas.

Investigadores de la University of Vermont (Estados Unidos) aseguran que reducir el contenido de nicotina del tabaco puede servir para disminuir su potencial adictivo, especialmente en poblaciones más vulnerables. Así lo aseguran tras un estudio cuyos resultados publica la revista “JAMA Psychiatry” en el que se centraron en el potencial de adicción de los cigarrillos con contenido reducido de nicotina en tres poblaciones vulnerables: individuos con trastornos afectados, con problemas por el uso de opioides o mujeres con dificultades socioeconómicas. “La evidencia en fumadores relativamente sanos y socialmente estables indica que la reducción del contenido de nicotina de los cigarrillos reduce su adicción”, ha asegurado Stephen Higgins, que en cambio desconocía si este mismo efecto también se vería en personas más vulnerables al tabaquismo. En su estudio, multicéntrico y doble ciego, incluyeron a 169 fumadores habituales, 120 mujeres y 49 hombres. De ellos, 56 tenían un trastorno afectivo diagnosticado, 60 presentaban dependencia a los opioides y 53 eran mujeres con problemas socioeconómicas. Cada participante se sometió a diferentes pruebas en varias sesiones de 2 a 4 horas de duración, precedidas cada una por un periodo de entre 6 y 8 horas sin fumar. La primera fase del estudio constó de 5 sesiones, y los participantes comenzaron fumando un cigarrillo de la marca que ellos consumían para posteriormente cambiar a un cigarrillo de idéntica apariencia, pero con dosis variables de nicotina. Los participantes debían usar una boquilla de plástico mientras fumaban para posteriormente poder medir el número de caladas, la longitud y la velocidad de las mismas. Asimismo, mediante unos cuestionarios analizaron las ganas de fumar y la dependencia a la nicotina. En las siguientes cinco sesiones ofrecieron a los participantes la oportunidad de seleccionar los cigarrillos que querían fumar entre 6 opciones diferentes de dosis de nicotina, y se usó un programa informático para registrar cada elección, si luego en las siguientes tentativas querían seguir con ella o cambiar de cigarros, y si las ganas de seguir fumando eran mayores o menores después de dos caladas. Y en las últimas sesiones, siguieron los mismos patrones, pero solo con los cigarros con dosis más altas o bajas. Aunque los participantes tendieron a preferir los cigarrillos con dosis más altas de nicotina, los investigadores encontraron que los cigarrillos bajos en nicotina podían servir como sustitutos si su coste fuera menor. “Este estudio proporciona una indicación muy alentadora de que la reducción del contenido de nicotina de los cigarrillos ayudaría a las poblaciones vulnerables. Necesitamos más investigación, pero esto es una noticia muy alentadora con un tremendo potencial para mejorar la salud pública”, según Higgins.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s