Fibrosis pulmonar idiopática: cotrimoxazol oral no logra mejorar los resultados en la enfermedad moderada o grave

Conclusión práctica

  • El antibiótico de amplio espectro cotrimoxazol oral (trimetoprima-sulfametoxazol) no mejora el tiempo transcurrido hasta la muerte, el trasplante pulmonar o la hospitalización en pacientes con fibrosis pulmonar idiopática moderada o grave.
  • Ninguno de los criterios secundarios de valoración mostró beneficio, de acuerdo con el estudio clínico aleatorizado a gran escala EME-TIPAC.

Relevancia

  • En dos estudios pequeños previos no se observaron mejores desenlaces.
  • Los hallazgos de este estudio indican que no hay cambios para la práctica por el momento.

Diseño del estudio

  • Ensayo clínico aleatorizado doble ciego, controlado con placebo, paralelo, en pacientes (N=342) con enfermedad moderada o grave (capacidad vital forzada ≤75% de lo previsto) realizado en 39 centros especializados del Reino Unido (2015-2019).
  • El criterio principal de valoración fue una combinación de tiempo transcurrido hasta la muerte (todas las causas), trasplante pulmonar o primer ingreso hospitalario no electivo.
  • Quince criterios secundarios de valoración incluyeron eventos relacionados con problemas respiratorios, función pulmonar (capacidad vital forzada y transporte de gases) y resultados comunicados por los pacientes.
  • Financiación: National Institute for Health Research.

Resultados fundamentales

  • La mediana de duración del seguimiento fue 1,02 (rango intercuartílico: 0,35-1,73) años.
  • No hubo diferencia entre grupos asignados a cotrimoxazol o placebo en cuanto a eventos por año-persona de seguimiento (0,45 frente a 0,38, respectivamente; HR: 1,2; p=0,32).
  • No hubo diferencias en ninguno de los criterios secundarios de valoración.
  • Más eventos adversos en el grupo asignado a cotrimoxazol (696 frente a 640 en el grupo asignado a placebo), siendo los más comunes náuseas, diarrea y vómito.

Limitaciones

  • Falta de evaluación del microbioma pulmonar.

Dámaso Escribano . Doctor en Medicina Medicina Interna- Neumologia

Wilson AM, Clark AB, Cahn T, Chilvers ER, Fraser W, Hammond M, Livermore DM, Maher TM, Parfrey H, Swart AM, Stirling S, Thickett DR, Whyte M; EME-TIPAC team. Effect of Co-trimoxazole (Trimethoprim-Sulfamethoxazole) vs Placebo on Death, Lung Transplant, or Hospital Admission in Patients With Moderate and Severe Idiopathic Pulmonary Fibrosis: The EME-TIPAC Randomized Clinical Trial. JAMA. 2020;324(22):2282-2291. doi: 10.1001/jama.2020.22960. PMID: 33289822
 

EE.UU. autoriza el uso del fármaco de Regeneron que se administró a Trump contra la covid

El medicamento es un cóctel de dos potentes anticuerpos que, en estudios preliminares, han mostrado resultados prometedores a la hora de contener la infección.

La agencia de medicamentos americana FDA ha concedido una autorización de urgencia a la biotecnológica Regeneron para el  tratamiento con anticuerpos monoclonales que recibió en octubre el presidente estadounidense, Donald Trump, para tratarse la covid-19. Eso sí, la autorización limita el uso del fármaco a personas mayores de 12 años que hayan dado positivo por esta enfermedad y estén en riesgo de desarrollar formas graves, ha explicado la científica jefe de la FDA, Denise M. Hinton, en una carta enviada a la compañía.

El medicamento es un cóctel de dos potentes anticuerpos que, en estudios preliminares, han mostrado resultados prometedores a la hora de contener la infección, especialmente si se administran durante las etapas tempranas de la infección.

La FDA ya concedió a comienzos de este mes otra autorización de urgencia para el uso en el país de un cóctel muy similar, propiedad de la farmacéutica Eli Lilly. Ninguno de las dos terapias pueden administrarse a personas hospitalizadas o pacientes que necesiten oxígeno.

Poco después de confirmar que había dado positivo por covid-19 a principios de octubre, Trump recibió una dosis de 8 gramos del cóctel de anticuerpos de Regeneron, a pesar de que su uso no estaba autorizado por la FDA.

Tras superar la covid-19, el presidente de Estados Unidos afirmó que ese fármaco fue el principal responsable de su mejoría y lo definió no como una “cura”, pese a que no hay evidencia científica que sostenga esa conclusión.

Cuando pidió la autorización de urgencia en octubre, Regeneron aseguró que, una vez que se le concediera, el Gobierno estadounidense se había “comprometido a tener dosis disponibles para los estadounidenses sin coste alguno y será responsable de su distribución”.

La biofarmacéutica indicó, entonces, que disponía de dosis para 50.000 pacientes, pero esperaba tener disponible suficiente para tratar a 300.000 “en unos pocos meses”.

La autorización de urgencia llega el mismo día en el que Estados Unidos ha superado los 12 millones de contagios del nuevo coronavirus y suma ya más de 255.000 muertes, más que ningún otro país en el mundo. EFE

Photo by Miguel u00c1. Padriu00f1u00e1n on Pexels.com

¿Son equivalentes las vacunas contra la COVID-19 de Pfizer/BioNtech y Moderna?

Aunque Pfizer y BioNTech anunciaron recientemente eficacia de 95% para su vacuna contra COVID-19, Moderna informó una tasa de eficacia de 94,5%.[1,2,3] La consistencia de estos resultados es bastante tranquilizadora, dado que ambas vacunas utilizan la misma técnica: ARN mensajero, que hasta ahora nunca ha sido aprobada para uso humano.

¿Qué significan los porcentajes anunciados?

Aún no se ha publicado ningún estudio revisado por pares en una revista científica, por lo que no se cuenta con mayor información que la informada por las empresas en comunicados de prensa.

Por un lado, COVE, el estudio de fase 3 de la vacuna mRNA-1273 de Moderna, se llevó a cabo en más de 30.000 adultos en Estados Unidos, 42% de los cuales se consideró en riesgo de contraer la forma grave de COVID-19 (edad ≥ 65 años, obesidad, diabetes, enfermedades cardiacas, etc.). También incluyó poblaciones generalmente subrepresentadas en los ensayos clínicos y particularmente afectadas por COVID-19. La mitad de los participantes recibió la vacuna y la otra mitad un placebo, en dos dosis separadas por 28 días.

Los resultados que se acaban de comunicar son de un primer análisis preliminar realizado cuando 95 voluntarios contrajeron COVID-19 al menos 2 semanas después de la inyección de la segunda dosis. Noventa de estos casos pertenecían al grupo placebo y 5 a los que recibieron la vacuna. Por tanto, la eficiencia es de 94,5% (p < 0,0001). El análisis final está programado cuando se hayan notificado 151 casos con una mediana de seguimiento de al menos 2 meses.

Es importante señalar que todos los casos graves (11 de 95) se observaron en el grupo de placebo. Además, este análisis preliminar no identificó ninguna señal de tolerancia en particular. 

Asimismo, la vacuna AZD1222, de la University of Oxford/AstraZeneca informó, en resultados preliminares de estudios de fase 1/2, seguridad e inmunogenicidad similares en los participantes sanos de edad igual o mayor a 56 años, así como en los adultos de 18 a 55 años. Y también sugirió que la vacuna fue mejor tolerada en personas mayores, en comparación con adultos más jóvenes.  

Por otro lado, la vacuna Pfizer/BioNTech anunció eficacia de 95% según el análisis preliminar. El estudio reclutó a más de 43.000 personas en diferentes regiones del mundo y el esquema de vacunación consiste también en dos dosis administradas con 3 semanas de diferencia (aproximadamente 39.000 participantes ya han recibido la segunda dosis). Este análisis preliminar incluyó 94 casos diagnosticados con COVID-19 al menos 7 días después de la segunda dosis.

Sputnik V, la vacuna rusa, que utiliza otra técnica basada en un vector viral, ha anunciado una efectividad de 92%.

Estas tasas de eficacia cambiarán a medida que continúen los estudios, pero los resultados preliminares son muy alentadores porque no se esperaba tal respuesta. Sin embargo, solo el tiempo dirá si es sostenible…

Método de almacenamiento: clara ventaja para Moderna

La vacuna Pfizer/BioNTech debe almacenarse a –70 °C, lo que plantea importantes desafíos logísticos. En cambio, Moderna se puede almacenar durante 6 meses y transportar a –20 °C, y también se puede conservar descongelada en refrigeración (2 a 8 °C) durante 30 días. Esto le da ventaja muy clara sobre su competidor.

Calle Capua 29 Centro Salud Mapfre Gijón

Disfunción eréctil: eres lo que comes

La dieta puede proteger contra la disfunción eréctil (ED), sugiere investigaciones publicadas en JAMA Network Open.

El estudio de cohorte prospectivo basado en la población incluyó a hombres del Estudio de Seguimiento de Profesionales de la Salud de profesionales de la salud masculinos estadounidenses de 40 a 75 años sin un diagnóstico de ED al inicio. Se utilizó un cuestionario de frecuencia alimentaria para determinar la ingesta de nutrientes y alimentos cada cuatro años.

Un total de 21.469 hombres fueron incluidos en el análisis. Durante un seguimiento medio de 10,8 años, hubo 968 casos de ED incidentes entre hombres menores de 60 años; 3.703 entre los hombres de 60 años; y 4.793 casos entre hombres de ≥70 años.

Los hombres menores de 60 años y en la categoría más alta de la dieta mediterránea obtuvieron el menor riesgo relativo de incidente ED en comparación con los hombres en la categoría más baja (relación de peligro [HR] 0,78; 95% IC 0,66-0,92).

Las puntuaciones más altas de la dieta mediterránea también se asociaron inversamente con la ED incidente entre los hombres mayores (edad 60-69: HR 0.82; 95% CI 0.76-0.89; edad ≥70: HR 0.93; 95% CI 0.86-1.00).

Los hombres que puntuaron en el quintil más alto del Alternative Healthy Eating Index 2010 también tenían un menor riesgo de incidente ED, particularmente entre los hombres de edad <60 años (quintil 5 vs quintil 1: HR 0.78; 95% CI 0.63-0.97).

Consulta Médica Dr. Dámaso Escribano

Medicina Interna Neumología Tfo: 610996887

Nuevo grupo de fármacos ‘miotrópicos’ en insuficiencia cardiaca

Omecamtiv mecarbil, un miembro del nuevo grupo de fármacos miotrópicos que mejora el rendimiento cardiaco, produce sin riesgo una mejora significativa pero moderada de los episodios de insuficiencia cardiaca o muerte por causas cardiovasculares en un estudio fundamental de pacientes con insuficiencia cardiaca con fracción de eyección reducida, por lo que los expertos no están seguros del rol que pudiera desempeñar este fármaco añadido a una lista ya considerable de cuatro grupos de fármacos de primera línea para este trastorno.

“Aún está por investigarse y discutirse dónde encaja omecamtiv mecarbil en “la estrategia global para tratar a pacientes con insuficiencia cardiaca con fracción de eyección reducida, comentó el Dr. Paul Heidenreich, comentarista designado para el estudio en el congreso virtual Sesiones Científicas de la American Heart Association.

El tratamiento con omecamtiv mecarbil produjo un resultado positivo para el criterio principal de valoración del estudio, con una reducción absoluta del 2,1% en la tasa combinada de muerte por causas cardiovasculares, primer ingreso por insuficiencia cardiaca o primera consulta urgente por insuficiencia cardiaca en comparación con placebo durante una mediana de seguimiento de casi 22 meses. Esto representó una reducción del riesgo relativo de 8%, informó en el congreso el Dr. John R. Teerlink, que se reparte como un descenso absoluto de 0,6% en la muerte por causas cardiovasculares comparada con el grupo asignado a placebo, una reducción de 0,7% en los ingresos por insuficiencia cardiaca, y un descenso de las consultas externas urgentes por insuficiencia cardiaca de 0,8%. El Dr. Teerlink y sus asociados señalaron en la publicación simultánea de su estudio en The New England Journal of Medicine que este beneficio fue “moderado”.

¿Hay lugar para un quinto fármaco para pacientes con insuficiencia cardiaca con fracción de eyección reducida?

Además del beneficio limitado, otra interrogante planteada por los estudios es cómo el fármaco omecamtiv mecarbil podría funcionar al utilizarlo además de lo que ahora se considera estándar, el tratamiento cuádruple para la mayoría de los pacientes con insuficiencia cardiaca con fracción de eyección reducida: un beta-bloqueante, un antagonista del receptor de mineralocorticoides, sacubitril-valsartán (Entresto) y un fármaco del grupo de inhibidores del cotransportador de sodio y glucosa de tipo 2 (SGLT2), específicamente dapagliflozina (Farxiga) o empagliflozina (Jardiance). Durante el periodo en que se llevó a cabo el nuevo estudio de omecamtiv mecarbil (2017-2019), los inhibidores del SGLT2 todavía no se habían establecido como un elemento fundamental del tratamiento estándar de la insuficiencia cardiaca con fracción de eyección reducida y, por tanto, menos del 3% de los pacientes reclutados estaban recibiendo uno de estos fármacos.

Debido a esta brecha de evidencia, omecamtiv mecarbil “no puede ser de manera generalizada un quinto fármaco además del tratamiento estándar,” con base en los nuevos resultados, advirtió el Dr. Heidenreich, cardiólogo y profesor de medicina en la Stanford University School of Medicine (California).

La nueva evidencia sobre la eficacia de omecamtiv mecarbil no es “convincente” cuando se compara con lo que dapagliflozina y empagliflozina demostraron por separado en estudios recientes, o con los inhibidores del SGLT2 que produjeron una reducción de alrededor del 25% en comparación con placebo en el criterio principal de valoración que fue similar al utilizado en el estudio de omecamtiv mecarbil, comentó el Dr. Douglas L. Mann, un médico especializado en insuficiencia cardiaca y profesor de medicina en la Washington University School of Medicine en St. Louis.“ ¿Demostraría omecamtiv mecarbil un beneficio aún con un inhibidor del SGLT2? Eso no se sabe” con base en los datos disponibles, dijo en una entrevista.

Un factor relacionado que podría influir en el uso potencial de omecamtiv mecarbil en la práctica sistemática es que, con cuatro clases de fármacos fundamentales establecidos, añadir un quinto fármaco que sólo estará disponible en una formulación de marca plantea problemas de coste creciente y problemas de cumplimiento, señaló el Dr. Mann. 

Los efectos positivos de omecamtiv mecarbil

Pero además de su resultado positivo en el estudio GALACTIC-HF, el tratamiento con omecamtiv mecarbil demostró otras características atractivas en un estudio en el que se trató a una amplia gama de 4.120 pacientes con insuficiencia cardiaca con fracción de eyección reducida y que incluyó 4.112 pacientes aleatorizados a placebo. Omecamtiv mecarbil tuvo un perfil de tolerabilidad notablemente muy limpio, con tasas de eventos adversos similares a las de los pacientes asignados a placebo en lo que respecta a todos los subtipos de eventos adversos y no produjo descenso de la presión arterial sino de hecho originó un incremento promedio de 2,0 mmHg en la presión arterial sistólica, ningún aumento del potasio, ningún efecto evidente en la función renal y una disminución pequeña pero significativa en la porción N-terminal del propéptido natriurético de tipo B (NT-proBNP) en comparación con placebo.

Esto sumado al nuevo mecanismo de acción de omecamtiv mecarbil ―aumento directo de la función del sarcómero cardíaco al incrementar la unión de la miosina a la actina― indica que se puede añadir sin riesgo omecamtiv mecarbil al tratamiento existente de la insuficiencia cardiaca con fracción de eyección reducida para proporcionar un beneficio singular y creciente.

“Otros fármacos para tratar la insuficiencia cardiaca [como beta-bloqueantes y sacubitril-valsartán] disminuyen la presión arterial, de manera que lo que puede ocurrir es que a los médicos se les acabe el espacio para añadir dosis completas” cuando las presiones de los pacientes descienden demasiado, comentó el Dr. Gregory D. Lewis, jefe de insuficiencia cardiaca en el Massachusetts General Hospital en Boston, Estados Unidos. El Dr. Lewis es el principal investigador de otro estudio sobre omecamtiv mecarbil, METEORIC-HF, en el que se está analizando el posible efecto del fármaco en la capacidad de ejercicio en un ensayo aleatorizado de cerca de 270 pacientes con insuficiencia cardiaca con fracción de eyección reducida.

Si los resultados del estudio METEORIC-HF pudieran confirmar algunos de los resultados de GALACTIC-HF que indican mejoras en la función del paciente, los datos combinados podrían potencialmente dar lugar a la aprobación regulatoria para la comercialización del fármaco en Estados Unidos, señaló el Dr. Lewis. Los resultados de ese estudio se esperan en 2021, dijo en una entrevista.

Los resultados de GALACTIC-HF apuntan a una posible mejora funcional después de 24 semanas en el tratamiento de pacientes que requirieron hospitalización según se determinó mediante el Cuestionario de Miocardiopatía de la Ciudad de Kansas, que mide la calidad de vida. Sin embargo, esta diferencia no cumplió la definición de un efecto significativo especificada de antemano en el estudio.

Otro indicio interesante del beneficio enfocado fue en pacientes con una fracción de eyección del ventrículo izquierdo de o por debajo de la mediana de 28% del GALACTIC-HF. En ese subgrupo, el tratamiento con omecamtiv mecarbil  se vinculó a una reducción relativa y significativa de 16% en el criterio principal de valoración en comparación con placebo, aunque no tuvo un efecto significativo en el 50% restante de los pacientes con fracciones de eyección más elevadas. (La fracción de eyección máxima del ventrículo izquierdo como requisito para el reclutamiento fue de 35%). Esta interacción de subgrupo evidente fue estadísticamente significativa, informó el Dr. Teerlink, profesor de medicina en la University of California, San Francisco, y director de Insuficiencia Cardiaca en el San Francisco V.A. Medical Center.

El análisis más detallado de los datos del estudio “esclarecerá mejor qué subgrupos pueden mostrar más beneficio, como los pacientes con una menor fracción de eyección en quienes mejorar la función cardiaca puede desempeñar un papel más importante”, dijo. La idea de que un fármaco que mejora la función del miocito a un nivel molecular pudiera especialmente beneficiar a pacientes con las fracciones de eyección más bajas es “plausible desde el punto de vista biológico,” dijo el Dr. Teerlink.

Este escenario es aceptable, y podría convertir a OM en una especie de fármaco de nicho al menos a corto plazo, dijo el Dr. Mann.

El primer fármaco miotrópico en el mundo 

Posiblemente el aspecto más notable del GALACTIC-HF es que demostró la eficacia, aunque fue moderada, de un nuevo mecanismo de acción que cumple una búsqueda que durante décadas han llevado a cabo los investigadores en el campo de la insuficiencia cardiaca: una forma inocua de mejorar la acción de bomba del corazón.

“Durante años, los profesionales que atienden a pacientes con insuficiencia cardiaca tuvieron dificultades con el tratamiento para mejorar el rendimiento cardiaco, pero invariablemente terminaba en desastre al empeorar las muertes cardiacas,” problemas que dieron lugar a que se abandonaran los primeros fármacos inotrópicos hace más de una generación, señaló el Dr. Mann.

Sin embargo, una estrategia más matizada para los agentes inotrópicos recientemente ha surgido gracias al Dr. Teerlink y sus asociados, misma que se ha basado en la premisa de que los peligros observados hace años se relacionaban con las modulaciones del calcio que ocasionaban. Su nuevo paradigma es que los peligros de estos agentes “calciotrópicos” pueden superarse con diferentes fármacos que intervienen en sus efectos a través de la miosina, los miotrópicos como omecamtiv mecarbil , o los efectos mitocondriales de fármacos miotrópicos. 

El debacle de inotrópicos de la década de 1990 convirtió al nombre de este grupo de fármacos en “una mala palabra que produce temor y aversión en la comunidad especializada en insuficiencia cardiaca,” observó el Dr. Mann. Aunque el término miotrópico aún no se ha generalizado, “si omecamtiv mecarbil comienza a utilizarse en la práctica sistemática, entonces creo que se comenzará a ver el uso del término miotrópico,” predijo.

Resúmenes conferencias: 29 Congreso ERS, Madrid Octubre 2019.

Hacia una medicina de precisión.

Asma. GINA 2019 reconoce que el asma puede ser difícil de tratar en base a errores diagnósticos, como la presencia de factores modificables, incluyendo mala adherencia al trtamiento inhalador, tabaquismo u otras comorbilidades. Es por ello que hoy se tiene en cuenta varios fenotipos en su contexto , con alergia o sin ella, asociada a EPOC, es por lo que se proponen algoritmos de tratamiento en base a Biomarcadores

EPOC. Un gran estudio observacional de Dinamarca mostró que los pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) tratados con bloqueadores beta no solo tuvieron menos hospitalizaciones sino también una menor mortalidad total en comparación con los pacientes con EPOC tratados con otros fármacos antihipertensivos.

EPOC. Los pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) que dan positivo en Pseudomonas aeruginosa tienen peor pronóstico que los pacientes con EPOC sin este germen

Los autores concluyen que P. aeruginosa se asocia con un pronóstico a largo plazo sustancialmente peor en la EPOC. Abogan por un ensayo controlado aleatorio para concluir si las intervenciones antibióticas dirigidas pueden mejorar el pronóstico de este grupo de pacientes con EPOC de alto riesgo.

Un análisis retrospectivo de la cohorte COLUMBUS encontró que prolongar el tratamiento con azitromicina durante más de 1 año no redujo las exacerbaciones de la EPOC. El ensayo COLUMBUS incluyó a 92 adultos con EPOC que tuvieron ≥3 exacerbaciones en el año anterior al ensayo [1]. El tratamiento con 500 mg de azitromicina o placebo 3 veces a la semana durante 12 meses resultó en una tasa de exacerbación significativamente menor con una tasa de 0,58 en comparación con el placebo. La nueva pregunta planteada por el Dr. Sander Talman (Amphia Hospital, Países Bajos) y sus colegas fue si continuar con el macrólido bacteriostático azitromicina durante más de 1 año aún implicaría una disminución eficaz de las exacerbaciones.

El recuento de eosinófilos en sangre es un marcador de la respuesta de los pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) a los corticosteroides inhalados (CSI). Un análisis post-hoc del ensayo IMPACT mostró que una sola evaluación de eosinófilos es suficiente para guiar las decisiones de tratamiento para los CSI

Como concluyó el profesor Bafadhel, de acuerdo con este análisis del ensayo IMPACT, una segunda medición del recuento de eosinófilos en sangre parece no proporcionar información adicional para predecir la exposición a ICS en la EPOC frente a un valor único.

Las vacunas muestran efectos positivos tanto directos como indirectos y son particularmente importantes para prevenir enfermedades respiratorias. Las vacunas, como las vacunas contra la influenza, son eficaces para reducir las hospitalizaciones, tanto en la población general como en los pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica [6,7]. Además, pueden reducir la transmisión y controlar la propagación de la enfermedad, y pueden contrarrestar la resistencia a los antimicrobianos a través de múltiples vías [8]. Reducen el uso apropiado e inadecuado de antimicrobianos al reducir la incidencia general de enfermedades, incluidas las infecciones causadas por virus que a menudo se tratan de manera inapropiada con antibióticos.

Enfermedad Pulmonar Intersticial. Los resultados del ensayo INBUILD muestran que nintedanib ralentizó el deterioro de la función pulmonar en pacientes con enfermedad pulmonar intersticial (EPI) distinta de la fibrosis pulmonar idiopática (FPI) en un 57% en la población total del estudio durante 52 semanas [1]. Hasta ahora, no existen opciones de tratamiento para pacientes sin FPI.

Un análisis retrospectivo de la cohorte COLUMBUS encontró que prolongar el tratamiento con azitromicina durante más de 1 año no redujo las exacerbaciones de la EPOC. El ensayo COLUMBUS incluyó a 92 adultos con EPOC que tuvieron ≥3 exacerbaciones en el año anterior al ensayo [1]. El tratamiento con 500 mg de azitromicina o placebo 3 veces a la semana durante 12 meses resultó en una tasa de exacerbación significativamente menor con una tasa de 0,58 en comparación con el placebo. La nueva pregunta planteada por el Dr. Sander Talman (Amphia Hospital, Países Bajos) y sus colegas fue si continuar con el macrólido bacteriostático azitromicina durante más de 1 año aún implicaría una disminución eficaz de las exacerbaciones.

Enfermedad Vascular Pulmonar. La hipertensión pulmonar tromboembólica crónica (HPTEC) es uno de los subconjuntos más comunes de hipertensión pulmonar precapilar con una prevalencia de 50 individuos por millón en Europa. El reciente estudio RACE en pacientes que no eran candidatos para la endarterectomía pulmonar quirúrgica ha demostrado que la angioplastia pulmonar con balón (BPA) es superior al tratamiento médico solo, enfatizando el componente de enfermedad mecánica

Jornada multidisciplinar sobre FPI en Asturias

En la tarde de hoy a traves de video chat por Zoom, ha tenido lugar uua reunion médica online organizada por ASTURPAR , la sociedad de paología respiatoria asturiana , la misma ha concitado la intervencion ademas de la presidenta de la sociedad Dra, Mata Clemente con palabras de bienvenida asi como de la moderadora la Dra. Cristina Martinez del servicio de enfermedades profesionales dl HUCA, interviniero el Dr. Arias clinico quien disertó sobre la clasificacion de las enfermedades Intersticiales del pulmon refie¡iruiendose en particular a la Fibrosis Pulmonar Idiopátiaca ( FPI) habló de las manifestaciones clñinicas y funcionales así como de los nuevos tratamientos con Pirfenidona y Nintedanib , además de tratamiento puntual con corticoides en las fases de agudización oxigenoterapia si insuficiencia respiratoria con hipoxemia, la ya conococida N-acetil cisteina a dosis altas ( estudio Ifigenia) y el transplante pulmonar en última instancia

El dr. amador radiológo del HUCA presentó múltiples imágenes de TAC s , todos los diferentes patrones que pueden mostrarse en las distintas fases de la enfermedad asi como estas imágenes dependiendo de su localizacion etc. diagnostican una NIU definitiva, posible, improbable etc.

Luis López patólogo aporto la experiencia de su equipo en el diagnóstico por biopsias ( crio) y quirúrgicas por VATS, hblando de Heterogeneidad en las NIU y de Homogeneidad en otras Fibrosis pulmonares

Finalmente se presentaron dos casos clínicos de pacientes en quienes el seguimiento fue definitivo para la clasificación y el tratamiento de la FPI

Interesante sesión médica neumológica

placa de tórax
Autor: Dámaso Escribano Sevillano

COVID-19: 44% menos de susceptibilidad a la infección por SARS-CoV-2 en niños que en adultos, metaanálisis

Los niños y adolescentes pueden tener un 44% menos de susceptibilidad a la infección por SARS-CoV-2 que los adultos, según un metaanálisis de 18 estudios de rastreo de contactos.

Por que esto importa

Estos hallazgos preliminares tienen implicaciones para el distanciamiento social y la apertura escolar.

Diseño del estudio

Metanálisis de 18 estudios de rastreo de contactos con más de 200.000 participantes (incluidos unos 12.000 niños y adolescentes) después de la búsqueda en PubMed y medRxiv, el servidor de preimpresiones médicas.
Los estudios incluyeron 6 de China, 2 de EE. UU. Y 1 de Taiwán, Japón, Corea del Sur, Israel, Países Bajos, Brunei, India, Australia, Irlanda y Singapur.
No se incluyeron 14 estudios de cribado de población porque la heterogeneidad era tan alta que los estudios se consideraron inadecuados para el metanálisis.
Los adultos se definieron como mayores de 20 años.
Financiamiento: Ninguno divulgado.

Resultados clave

El metanálisis de los estudios de rastreo de contactos encuentra que los niños y adolescentes pueden tener un 44% menos de susceptibilidad a la infección por SARS-CoV-2 que los adultos (OR, 0,56; IC del 95%, 0,37-0,85).
Los niños <10 años tienen una susceptibilidad levemente menor a la infección (OR, 0,52; IC del 95%, 0,33-0,82) que los adolescentes (10-19 años; OR, 0,72; IC del 95%, 0,46-1,10).
Tres estudios de rastreo de contactos realizados en escuelas descubrieron una transmisión insignificante de los casos índice de niños o maestros.
No fue posible obtener la prevalencia o la seroprevalencia del virus en niños frente a adultos a partir de estudios de detección de poblaciones.

Limitaciones

Algunos estudios fueron de baja calidad, incluido el sesgo potencial.Enfermedad por coronavirus (COVID‑19)Ver las últimas novedades

Consulta Médica Calle Aguado 29 ENTLO C Gijón Asturias
Medicina Interna – Neumologia
Solicite Consulta

El ácido acetilsalicílico reduce los eventos isquémicos en pacientes con neumonía

  • El uso de ácido acetilsalicílico se relacionó con una reducción del riesgo de ictus isquémico e infarto del miocardio (IM) en pacientes de atención primaria que contrajeron neumonía.

Relevancia

  • La investigación futura debería enfocarse en el uso potencial de ácido acetilsalicílico en pacientes con neumonía recién diagnosticada, y determinar si el equilibrio riesgo-beneficio se desvía a corto plazo a favor de la profilaxis con ácido acetilsalicílico.

Diseño de estudio 

  • En este análisis de cociente de tasas de eventos previos con equiparación en la puntuación de propensión se incluyeron a 48.743 pacientes con neumonía (edad: >50 años) de la base de datos Clinical Practice Research Datalink (CPRD) del Reino Unido.
  • 9.468 usuarios de ácido acetilsalicílico fueron comparados con 9.468 no usuarios de ácido acetilsalicílico.
  • Criterio principal de valoración: variable combinada consistente en ictus isquémico e IM; variables secundarias: ictus isquémico e IM individual.
  • Financiación: National Institute for Health Research.

Resultados fundamentales

  • La utilización de ácido acetilsalicílico se asoció con una reducción del riesgo del criterio principal de valoración combinado consistente en ictus isquémico e IM (HR ajustado [HRa]: 0,64; IC del 95% [IC 95%]: 0,52-0,79) en comparación con ningún uso.
  • En lo que respecta a las dos variables secundarias, el uso de ácido acetilsalicílico se asoció con una reducción del riesgo de:
  • Ictus isquémico (HRa: 0,70; IC 95%: 0,55-0,91); e 
  • IM (HRa: 0,46; IC 95%: 0,30-0,72).
  • En el análisis de regresión de Cox, el ácido acetilsalicílico redujo el riesgo del criterio principal de valoración (HR: 0,84; IC 95%: 0,73-0,96) e ictus (HR: 0,80; IC 95%: 0,68-0,96), con evidencia más débil de una reducción del IM (HR: 0,82; IC 95%: 0,66-1,02).
  • Bibliografia
  • Hamilton F, Arnold D, Henley W, Payne RA. Aspirin reduces cardiovascular events in patients with pneumonia: a prior event rate ratio analysis in a large primary care database. Eur. Respir. J.2020 Sep 17 [Epub ahead of print]. doi: 10.1183/13993003.02795-2020. PMID: 32943408
Consulta Medicina Interna- Neumología
Calle Aguado 29, ENLO C, Gijón Asturias

La incidencia de embolia pulmonar casi se duplica en la era de COVID-19

Durante la era COVID-19, la incidencia de embolia pulmonar (EP) casi se duplicó, aumentando en un 97,4% frente a un período comparable en 2017-2019.
Las manifestaciones de la EP fueron algo diferentes entre los pacientes sin COVID-19 concurrente y con ellos, y estos últimos experimentaron una mayor mortalidad hospitalaria.

Por que esto importa

Los médicos deben mantener una mayor vigilancia de la EP entre los pacientes con COVID-19.

Diseño del estudio

Serie de casos prospectiva y consecutiva en un solo centro, 326 pacientes con EP y sin COVID-19 y 21 pacientes con EP y COVID-19 confirmado por PCR.
Financiamiento: Ninguno divulgado.

Resultados clave

El número de pacientes con EP aumentó en un 97,4% desde la era pre-COVID-19 (2017-2019) hasta la era COVID-19.
El porcentaje de hospitalizaciones relacionadas con EP aumentó del 1,3% al 3,7%.
Los pacientes con EP y COVID-19 concurrente frente a aquellos sin COVID-19 tenían:
Más disnea (p = 0,04).
Baja saturación arterial de oxígeno (p <0,001).
Mayor proteína C reactiva (p <0,0001).
Mayor recuento de glóbulos blancos (p = 0,001).
Mayor mortalidad intrahospitalaria (el 14 frente al 3,4%; p = 0,04).
Los pacientes con COVID-19 con EP concurrente al ingreso versus EP diagnosticada durante la hospitalización tenían:
Más disnea (p = 0,04).
Baja saturación arterial de oxígeno (p = 0,01).
PE menos proximal (p = 0,02).
Mayor frecuencia cardíaca (p = 0,009).
Mayor puntuación de gravedad de la TC (p = 0,001).
Proteína C reactiva más alta (p = 0,006).
Mayor recuento de glóbulos blancos (p = 0,04).

Limitaciones

Pequeño número de pacientes con COVID-19.
Centro único.
De observación.

Consulta Medicina Interna Neumologia
Calle Aguado 29, Gijón