Expertos en EPOC recomiendan personalizar el tratamiento en pacientes con exacerbaciones

El tratamiento de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) se debe personalizar cuando el paciente tiene exacerbaciones, aunque esté recibiendo un tratamiento óptimo, según un documento de consenso realizado por 60 neumólogos del Grupo de Trabajo de EPOC de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR).

La EPOC es una enfermedad muy frecuente, con una prevalencia del 10,2% en personas adultas de entre 40 y 80 años en España. Durante el curso clínico de la enfermedad, es habitual que los pacientes tengan exacerbaciones. Está caracterizada, esencialmente, por una limitación crónica al flujo aéreo que no es totalmente reversible y que se asocia a una respuesta inflamatoria anormal a los pulmones, principalmente al humo del tabaco.

Los pacientes que padecen EPOC sufren un empeoramiento de los síntomas y del control de la enfermedad, un deterioro de su salud, tienen una peor calidad de vida, peor pronóstico, mayor riesgo de muerte y un alto consumo de recursos asistenciales, lo que acarrea importantes costes económicos. De hecho, un estudio realizado en Países Bajos y Bélgica ha calculado que los costes asociados a estas exacerbaciones son de 4.007 euros para las más graves, 579 euros para las moderadas y 86 euros para las más leves.

Entre las recomendaciones presentadas por los expertos, una de las más destacadas es una propuesta novedosa de definir al exacerbador grave como aquel que tiene dos exacerbaciones moderadas, o de superior gravedad, definidas como aquellas que necesitan tratamiento ambulatorio con corticoides sistémicos y/o antibióticos en el año previo.

Por otra parte, reconocen que hay cuatro subtipos de pacientes exacerbadores (infeccioso, inflamatorio, comórbido y mecánico), lo que “va a permitir personalizar más y mejor el tratamiento de estos pacientes”, explica Bernardino Alcázar, primer firmante del artículo, que se ha publicado en Archivos de Bronconeumología.

Precisamente, el aspecto en el que ha habido mayor acuerdo entre los expertos participantes es el relativo a la conveniencia de personalizar el tratamiento de la EPOC cuando hay exacerbaciones, aunque el tratamiento que esté recibiendo el paciente sea óptimo (96,6%).

Las otras afirmaciones con mayor acuerdo fueron las referentes a que, en el paciente exacerbador, la infección bronquial crónica favorece el deterioro de la función pulmonar (93,1%); a que no se deben retirar los broncodilatadores de larga duración (93,1%); a que el cuidado y manejo de este paciente debe ser coordinado desde la atención primaria y la neumología (93,1%); o a que debe ser controlado en programas integrados específicos multicomponente (94,8%).

“Los documentos de consenso buscan ofrecer la opinión de los expertos en áreas en las que existen controversias e intertidumbres. Sin duda, en el caso de los pacientes exacerbadores existen numerosas incertidumbres, de modo que el aspecto más importante sobre este nuevo documento de consenso es que la información que nos ha proporcionado va a ayudar notablemente a mejorar tanto el diagnóstico como el tratamiento del paciente exacerbador con EPOC en nuestro ámbito”, añade Alcázar.

El documento de consenso se ha elaborado con grupos nominales y la metodología Delphi de encuestas. La selección de expertos la ha efectuado el comité científico del proyecto EXPERT, que cada año reúne a expertos en EPOC para abordar distintas cuestiones, atendiendo a criterios como su experiencia, las publicaciones que tienen en los últimos años, participación en distintas investigaciones de EPOC y su diversidad geográfica nacional.

Se ha considerado experto a aquel que trata más de 100 pacientes de EPOC al año y que había publicado más de una publicación y presentado más de dos comunicaciones sobre esta enfermedad en congresos el año anterior. El comité científico de EXPERT revisó la evidencia científica y elaboró un cuestionario con 48 aseveraciones, sobre diagnóstico del paciente exacerbador, tratamiento y proceso asistencial.

EPOC: en una cohorte de gran tamaño, los corticoesteroides inhalados no logran evitar el cáncer de pulmón

  • En un gran estudio observacional de cohortes no se halla ninguna asociación entre el uso de corticoesteroides inhalados (CEI) y la reducción de los nuevos casos de cáncer de pulmón.

Por qué es importante

  • Algunos estudios de menor tamaño y con peor diseño habían indicado que los CEI producían efectos quimioprotectores contra el cáncer de pulmón.

Diseño del estudio

  • De los 8 millones de residentes de Quebec, en este estudio se realizó el seguimiento retrospectivo de una cohorte de pacientes con EPOC que acababan de empezar a usar broncodilatadores de acción prolongada (n = 58 177) entre 2000 y 2014, y cuyo seguimiento se realizó hasta 2015.
  • Para evitar sesgos, se usó un retraso de 1 año después de la incorporación a la cohorte, así como una latencia de 1 año después del inicio de los CEI.
  • Los CEI incluían: fluticasona, budesonida, beclometasona o triancinolona, entre otros, y las dosis se convirtieron a equivalentes de fluticasona.
  • Financiación: Institutos Canadienses de Investigación Sanitaria, Fundación Canadiense para la Innovación.

Resultados clave

  • Se recetaron CEI al 63 % de los 58 177 pacientes con EPOC.
  • Durante una media de seguimiento de 5 años, se identificaron 954 casos de cáncer de pulmón.
  • No se halló ninguna asociación entre alguna exposición a CEI (frente a ninguna) y el cáncer de pulmón (HR ajustada: 0,94; IC del 95 %: 0,81 – 1,07).
  • No se halló ninguna asociación entre una exposición a CEI más prolongada (> 4 años frente a ausencia de exposición) y el cáncer de pulmón (HR ajustada: 0,86; IC del 95 %: 0,70 – 1,07).
  • No se halló ninguna asociación entre una mayor exposición diaria media a los CEI (> 1000 μg de equivalentes de fluticasona frente a ausencia de exposición) y el cáncer de pulmón (HR ajustada: 1,50; IC del 95 %: 0,88 – 2,57).

Limitaciones

  • Se trata de un diseño observacional retrospectivo.

Un nuevo sistema detecta la apnea del sueño mediante el teléfono móvil

Investigadores del Instituto de Bioingeniería de Cataluña (IBEC) han desarrollado un sistema que permitiría diagnosticar “de manera económica, fiable y no invasiva” la apnea obstructiva del sueño (AOS). Los investigadores proponen un novedoso método consistente en el análisis de señales acústicas registradas con un teléfono inteligente.

La AOS es un trastorno que se presenta con mayor frecuencia en hombres que en mujeres, aumentando con la edad y la obesidad. Si bien su prevalencia en la población general va del 9 al 38%, se dispara hasta el 90% en hombres y el 78% en mujeres en algunos grupos de personas mayores. Pese a estas elevadas cifras y a sus graves consecuencias, la mayoría de pacientes de AOS no reciben diagnóstico ni tratamiento.

“El motivo es que el método de referencia para diagnosticar la AOS, la polisomnografía (PSG) nocturna, es una técnica invasiva que implica pasar una noche en el hospital conectado a un equipo que controla la actividad del corazón, de los pulmones y del cerebro; los patrones de respiración, los movimientos de los brazos y piernas, y los niveles de oxígeno en sangre durante el sueño, y que, además, supone un coste elevado y no proporciona información a largo plazo sobre la afección del paciente”, explican los investigadores del estudio, del Grupo de Procesamiento e Interpretación de Señales Biomédicas, que lidera Raimon Jané.

El nuevo enfoque, que fue diseñado y probado en colaboración con el Laboratorio del Sueño del Hospital Clínic de Barcelona, es capaz de detectar el sonido a partir de la respiración oral y nasal mientras se duerme en casa, y de identificar los momentos en los que no se respira. Además, analiza los datos mediante unos algoritmos desarrollados en el IBEC y diferencia entre apneas (cese completo del flujo a aire durante más de diez segundos) e hipoapneas (cese parcial del flujo aire durante más de 10 segundos).

Según sus autores, los nuevos resultados pueden ser de gran interés para que los clínicos desarrollen una herramienta de selección y monitorización de pacientes de AOS desde casa. “Nos encontramos mucho más cerca de encontrar una alternativa real para millones de personas que sufren apneas pero que aún no han sido diagnosticadas ni tratadas”, comenta Jané.

Doce ciudades españolas rebasan el límite de la OMS de partículas más contaminantes

Barcelona, Valencia, Sevilla, Albacete, Toledo, Valladolid, Bilbao, Huesca, Madrid, Oviedo, Palma de Mallorca y San Sebastián superan el límite establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre concentración de partículas PM2,5, que está fijado en 10 microgramos/m3, según se desprende de un estudio publicado en The New England Journal of Medicine.

De las 19 ciudades españolas donde se han estudiado los niveles de PM2,5, solo León, Cáceres, Las Palmas, Salamanca, Vitoria, Tenerife y Burgos cumplen con los estándares establecidos por la OMS. En el caso de las partículas PM10, la mayoría de las 45 ciudades españolas analizadas superan los límites. Solo Teruel, Pontevedra, Alicante, Valladolid, Huesca y Ourense quedarían por debajo de los 20 microgramos/m3.

España establece en 25 microgramos/m3 el valor límite de concentración anual para las PM2,5 y en 40 microgramos/m3 para las PM10, siguiendo la línea de lo que fija la Unión Europea (UE). Sin embargo, la OMS establece unos límites mucho más bajos. PM10 y PM2,5 son los productos contaminantes de mayor impacto medioambiental. Cuanto más pequeñas son las partículas, más dañinas pueden ser.

Las PM2,5, que tienen menor diámetro, son más perjudiciales para la salud. Este tipo de partículas son las que se emiten, por ejemplo, en la combustión de los vehículos diésel, además de en la combustión fósil (petróleo, carbón, gas natural) y combustible de biomasa, en las temperaturas altas en procesos industriales, fundidoras, refinerías o acererías, entre otros.

“Lo que hacen estas partículas, al pasar por el torrente sanguíneo, es favorecer la trombosis y potenciar la aterosclerosis mediante inflamación vascular, estrés oxidativo y disfunción endotelial”, explica Jordi Bañeras, cardiólogo de la unidad de críticos cardiovasculares del Hospital Vall d’Hebron, profesor asociado de la Universidad de Barcelona y miembro de la Sociedad Española de Cardiología (SEC).

Según este experto, por cada reducción de 10 microgramos/m3 en las concentraciones de PM2,5 se podrían prevenir el 2,1% de las arritmias ventriculares por infarto agudo de miocardio, lo que “los haría sin duda menos letales”. Hasta un 0,88% de los infartos podrían atribuirse a la contaminación, pero lo “más preocupante es que la polución empeora el pronóstico de estos eventos cardiovasculares, convirtiéndolos en más arritmogénicos y, por tanto, más letales”, advierte.

Con motivo de la Cumbre del Clima, que se celebra en Madrid, la Fundación Española del Corazón (FEC) recuerda que la contaminación atmosférica causa 8,8 millones de muertes al año en el mundo, 790.000 en Europa y unas 30.000 en España; siendo entre el 40 y el 80% de esas muertes de causa cardiovascular. Al respecto, el vicepresidente de la FEC, José Luis Palma, indica que “la contaminación ambiental es un factor de riesgo cardiovascular”.

Un estudio multicéntrico confirma la relación entre el bricolaje y el riesgo de cáncer de pulmón

Investigadores del CIBERESP en la Universidad de Santiago de Compostela, han constatado que aquellas personas que realizan actividades de tipo bricolaje, pintura, modelismo o restauración de muebles en su tiempo libre, poseen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de pulmón. En este estudio, que incluyó casi 3.000 participantes entre casos y controles, han participado 14 hospitales de Galicia, Asturias, Madrid y Castilla y León, y un hospital portugués.

Los resultados, publicados en Environmental Research, indican que las personas que han realizado este tipo de actividades durante 10 o más años tienen doble riesgo de cáncer de pulmón, en comparación con los no aficionados al bricolaje. El riesgo aumenta en las personas que dedicaron más intensidad a realizarlas, así, a partir de 7 horas semanales, el riesgo de padecer cáncer de pulmón es 4 veces más alto. “El riesgo de cáncer pulmonar también es elevado y estadísticamente significativo en los nunca fumadores, teniendo estos últimos 3 veces más riesgo de cáncer de pulmón si hacen estas actividades 10 años o más en comparación con los que no realizan estas actividades”, afirman los autores del estudio. Todos los resultados tuvieron en cuenta el sexo, la edad de los participantes, el nivel de estudios, el consumo de tabaco y la exposición a radón residencial.

Este estudio es el más grande, en términos de participantes, de los realizados hasta ahora en relación con la influencia de este tipo de actividades de tiempo libre y el desarrollo de cáncer pulmonar. Los autores del trabajo ya habían publicado indicios de esta asociación, si bien los resultados obtenidos en este estudio confirman los hallazgos previos. Muchas de las sustancias empleadas en estas actividades son análogas a otras empleadas en ocupaciones que presentan mayor riesgo de cáncer de pulmón, como carpint

eros, ebanistas, pintores o industria de la goma, e implican la exposición a disolventes orgánicos, colas, pegamentos, barnices o polvo de madera..

Los autores destacan que la mejor manera de evitar el cáncer de pulmón es no fumar, y en el caso de los nunca fumadores, saber si tienen niveles elevados de radón en su domicilio. Si realizan estas actividades deben hacerlo en lugares con buena ventilación y si es posible empleando medidas de

protección.

Este trabajo, financiado por varios proyectos de investigación competitivos, tiene como investigador principal al profesor Alberto Ruano Raviña, investigador del CIBERESP y coordinador del Grupo de Referencia Competitiva da Xunta de Galicia en Epidemiología y Salud Pública

Primeras pautas para identificar y tratar las lesiones pulmonares asociadas al uso del cigarrillo electrónico

Investigadores de Intermountain Healthcare, en Salt Lake City (Estados Unidos), han desarrollado una guía de tratamiento de mejores prácticas para identificar y tratar rápidamente a los pacientes que desarrollan la nueva lesión respiratoria potencialmente mortal que ha causado varias muertes en Estados Unidos asociadas al uso de cigarrillos electrónicos, según un nuevo estudio publicado en The Lancet.

“Esto sigue siendo un brote continuo, y no es algo que hayamos visto antes con el vapeo”, reconoce Denitza Blagev, autora principal.

El diagnóstico de lesiones pulmonares y las pautas de tratamiento desarrolladas se basan en la experiencia clínica acumulativa de tratar a más de 60 pacientes en los 24 hospitales y 215 clínicas de este sistema de salud.

Las pautas recomiendan cursos más cortos de esteroides en dosis moderadas para pacientes que son tratados como pacientes ambulatorios o ingresados en hospitales, y dosis más altas de esteroides intravenosos que se reducen más lentamente para pacientes que están gravemente enfermos al ingreso. Los médicos también recomiendan un seguimiento ambulatorio cercano, ya que se reconocen las complicaciones después de la recuperación inicial.

“Al compartir la directriz, estamos llegando a los médicos y manteniendo las lesiones pulmonares asociadas al cigarrillo electrónico o al vaporizador en la mente de todos, especialmente a medida que entramos en la temporada de gripe y diagnosticar la lesión pulmonar asociada al vaporizador se vuelve más desafiante”, señala Blagev.

“Ahora tenemos un enfoque estandarizado para tratar a estos pacientes, y estamos comenzando a aprender sobre la recuperación y las complicaciones -añade-. El tiempo nos mostrará los resultados a largo plazo y la causa de esta nueva enfermedad, pero mientras tanto, la forma más segura de prevenir las lesiones pulmonares asociadas a los cigarrillos electrónicos es no vapear”.

En el estudio, los investigadores identificaron a 60 pacientes con lesión pulmonar asociada al cigarrillo electrónico o vapeo (E-VALI) en 13 hospitales o clínicas diferentes de Intermountain en Utah desde el 27 de junio de 2019 hasta el 4 de octubre de 2019.

El diagnóstico se definió por un historial de vapeo o uso de cigarrillos electrónicos dentro de 90 días antes de los síntomas, anomalías que se muestran en las imágenes de tórax y ninguna otra causa de estos hallazgos (como la neumonía).

Si bien la mayoría de los pacientes con E-VALI ingresaron en una unidad de cuidados intensivos, muchos no estaban gravemente enfermos y se recuperaron más rápidamente. Estos pacientes generalmente tenían síntomas parecidos a la gripe, dificultad para respirar, tos, dolor torácico y síntomas abdominales como náuseas, vómitos y dolor abdominal.

La mayoría de los pacientes con lesiones pulmonares asociadas a cigarrillos electrónicos fueron tratados con antibióticos (debido a síntomas de neumonía superpuestos), oxígeno y esteroides. Si bien las pruebas de enfermedades infecciosas específicas fueron negativas para todos los pacientes, la mayoría recibió antibióticos, informan los investigadores.

Los médicos atribuyen la mejora clínica de la salud de los pacientes al efecto positivo de los esteroides que recibieron. La mayoría de los pacientes comenzaron a mostrar mejoría en cuestión de días, sin embargo, los investigadores notaron que seis de los pacientes, o el 10% de los inscritos en el estudio, recayeron y tuvieron complicaciones que requirieron el reingreso al hospital.

La mayoría de los pacientes que fueron reingresados en el hospital habían estado gravemente enfermos cuando acudieron inicialmente para recibir atención, y la mitad de ellos reanudaron el vapeo después del alta.

En el primer estudio que informó resultados de seguimiento para estos pacientes, los médicos realizaron un breve examen de seguimiento después de dos semanas y descubrieron que, aunque la mayoría de los pacientes habían mejorado significativamente, muchos tenían problemas residuales.

Solo el 23% de los pacientes todavía necesitaban oxígeno suplementario, pero la mayoría aún mostraba algunos signos de anormalidades pulmonares en sus pruebas de imagen y de respiración.

Estos hallazgos están ayudando a los médicos a reconocer cómo se ven las lesiones pulmonares asociadas con los cigarrillos electrónicos o el vapeo, y les ayuda a mantener un alto grado de sospecha cuando diagnostican lesiones pulmonares en pacientes que han estado vapeando.

“Es esencial estar atento a la obtención del historial de vapeo de un paciente cuando es admitido y tenerlo en cuenta durante toda su estadía en el hospital – Blagev-. Para algunos pacientes en nuestro estudio, su historial de vapeo no surgió hasta que estuvieron bien en el curso de su enfermedad”.

Las autoridades estadounidenses culpan al acetato de vitamina E de las muertes causadas por cigarrillos electrónicos

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos han responsabilizado al acetato de vitamina E de las 39 muertes registradas en el país por el uso de cigarrillos electrónicos.

Según las pruebas de laboratorio, esta sustancia, que se utiliza como aditivo en la producción de cigarrillos electrónicos o productos de vaporización y en otros que contienen THC (responsable psicoactivo de la marihuana), se ha encontrado en todas las muestras de líquido de lavado broncoalveolar de 29 pacientes de 10 estados que han sufrido lesiones pulmonares relacionadas. El THC se identificó en el 82% de las muestras y la nicotina en el 62% de las muestras.

Los responsables del CDC realizaron pruebas para detectar una serie de otros productos químicos que podrían encontrarse en los cigarrillos electrónicos o en los productos de vaporización, incluidos los aceites vegetales, los destilados de petróleo como el aceite mineral, el aceite de MCT y los terpenos (compuestos que se encuentran en los productos de THC o se añaden a los mismos). Ninguno de estos posibles productos químicos perjudiciales se detectó en las muestras de líquido analizadas.

Esta es la primera vez que hemos detectado un potencial químico de preocupación en muestras biológicas de pacientes con estas lesiones pulmonares. Estos hallazgos proporcionan evidencia directa de acetato de vitamina E en el sitio primario de la lesión dentro de los pulmones”, explican los investigadores.

En Estados Unidos, los CDC continúan recomendando no usar productos de cigarrillos electrónicos o de vaporización que contengan THC, particularmente de fuentes informales como amigos, familiares o distribuidores online. En total, en el país norteamericano se han detectado 2.051 casos de lesiones pulmonares por cigarrillo electrónico o vapeo.

El vapeo causa inflamación celular en no fumadores incluso a corto plazo

Investigadores del Centro Integral del Cáncer de la Universidad Estatal de Ohio (Estados Unidos) han hallado la primera evidencia de cambios biológicos relacionados con el uso de cigarrillos electrónicos en no fumadores, según publican en Cancer Prevention Research. Sus resultados sugieren que incluso su uso a corto plazo puede causar inflamación celular en adultos que ni fuman.

Usando la broncoscopia, un procedimiento para evaluar la inflamación y los efectos relacionados con el tabaquismo, los investigadores han hallado un aumento medible de la inflamación después de 4 semanas de uso de cigarrillos electrónicos sin nicotina ni sabores.

Aunque la magnitud del cambio fue pequeña en comparación con un grupo control, los datos sugieren que incluso el uso a corto plazo puede provocar cambios inflamatorios a nivel celular. La inflamación generada por fumar es un importante impulsor del cáncer de pulmón y otras enfermedades respiratorias.

Peter Shields, autor principal del estudio, explica que cualquier nivel de inflamación celular correlacionado con el uso de cigarrillos electrónicos es preocupante por los efectos biológicos y para la salud de sus componentes como el propilenglicol o la glicerina que, si bien la FDA la considera “generalmente segura” cuando se usa en alimentos y cosméticos, es desconocido su efecto cuando se calienta e inhala con cigarrillos electrónicos. Los investigadores destacan que incluso en este pequeño estudio hubo efectos observables.

“La conclusión de este estudio es que el uso a largo plazo, el mayor uso diario y la adición de sabores y nicotina pueden promover una inflamación adicional -apunta Shields-. La percepción general entre el público es que los cigarrillos electrónicos son más seguros que los cigarrillos. La realidad es que la industria está cambiando tan rápido y, con una regulación mínima, ese uso está superando el índice de nuestra comprensión científica”.

“Se está convirtiendo en una crisis de salud pública que todos debemos tomar muy en serio desde una perspectiva general de salud pulmonar, riesgo de cáncer y adicción -prosigue el investigador-. Los cigarrillos electrónicos pueden ser más seguros que fumar, pero eso no es lo mismo que seguro, y necesitamos saber lo inseguros que pueden ser”.

Con los informes recientes de enfermedades pulmonares y muertes asociadas, los efectos del vapeo con aceites de nicotina y marihuana hacen que esta investigación sea más crucial.

Para este estudio piloto, los investigadores reclutaron a 30 voluntarios sanos y no fumadores para evaluar directamente el impacto del consumo de tabaco y cigarrillos electrónicos en los pulmones mediante una broncoscopia, una prueba ambulatoria en la que un médico inserta un tubo delgado a través de la nariz o boca para ver las vías respiratorias y recoger una pequeña muestra de células pulmonares del líquido en los pulmones.

Los participantes fueron asignados al azar a una intervención de cuatro semanas con cigarrillos electrónicos que contenían un 50% de propilenglicol o 50% de glicerina vegetal sin nicotina ni sabores.

Los resultados de estas pruebas se compararon con un grupo de control de no fumadores. Los investigadores no vieron niveles de inflamación más altos que los controles, pero hubo un aumento en la inflamación entre los usuarios que inhalaron más cigarrillos electrónicos.

Los autores advierten de que se necesitan con urgencia datos sobre la toxicidad del cigarrillo electrónico en humanos para establecer políticas reguladoras basadas en evidencia científica.

“Los ensayos clínicos en humanos pueden proporcionar información valiosa con respecto a la exposición real a tóxicos y el riesgo de enfermedad. A través del ensayo clínico aleatorizado de no fumadores sanos durante más de un mes, encontramos que un aumento en el propilenglicol en la orina, un marcador de la ingesta de cigarrillos electrónicos por inhalación, se correlacionó significativamente con una mayor respuesta inflamatoria en el pulmón”, dice Min-Ae Song, autor del estudio.

“Los estudios futuros podrían ser de mayor duración, incluir una evaluación de sabores, el efecto de diferentes proporciones de propilenglicol y glicerina vegetal, y examinar la asignación al azar de fumadores a cigarrillos electrónicos”, sugiere.

Guía sobre déficit de alfa-1 antitripsina para AP

El déficit de alfa-1 antitripsina (DAAT) es la enfermedad hereditaria más frecuente en adultos que, en sus formas graves, predispone al desarrollo de enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), enfisema y diversos tipos de hepatopatías. Aunque el DAAT grave es responsable del 2% de todos los casos de enfisema pulmonar, hoy en día existe un elevado infradiagnóstico, debido a su bajo índice de sospecha clínica. Actualmente, tan sólo han sido diagnosticados un 10% de los casos de DAAT.

El Documento para el abordaje diagnóstico y terapéutico del déficit de alfa-1 antitripsina desde Atención Primaria (AP) tiene los objetivos de mejorar el conocimiento de la EPOC por DAAT por parte de AP, de sensibilizar al médico de familia sobre la importancia del diagnóstico temprano, de facilitar el conocimiento de las herramientas disponibles en AP para su abordaje diagnóstico, y de optimizar su tratamiento. El documento está organizado en seis capítulos resumiendo los aspectos clave que interesa conocer al Médico de Familia para la detección y manejo del DAAT en el primer nivel asistencial, además de incluir información para el paciente, esquema práctico del abordaje y circuito diagnóstico.

La enfermedad pulmonar en el DAAT se presenta generalmente en un paciente joven, generalmente fumador, entre los 30 y 40 años, con clínica de disnea asociada o no a tos, expectoración, sibilancias y agudizaciones. Se estima que entre el 1 y el 3% de los pacientes con EPOC, y entre el 2 y el 3% de los enfisemas presentan DAAT.

El documento contiene un algoritmo propuesto para el diagnóstico del DAAT. Este algoritmo contempla un circuito principal que se inicia con la determinación de la AAT en situación clínica estable, y un circuito alternativo que permite el diagnóstico genético de las 14 mutaciones más frecuentemente implicadas en el DAAT, y que también puede utilizarse en caso de que no se pueda determinar la concentración plasmática de AAT.

La baja prevalencia del DAAT, la gran variabilidad de sus manifestaciones clínicas y el conocimiento insuficiente de la enfermedad condicionan su baja sospecha clínica y su elevado infradiagnóstico. El diagnóstico temprano de la EPOC por DAAT es fundamental para iniciar actividades preventivas, terapéuticas y el estudio genético a los familiares. Debe haber una estrategia de búsqueda activa dirigida a la población de riesgo que acude a las consultas de AP, especialmente a los pacientes con EPOC. El objetivo es determinar la concentración plasmática de AAT en todos los pacientes con EPOC, al menos una vez en su vida. La medición del nivel de AAT en la sangre y la determinación del genotipo mediante el ORAcollect® DNA (OCR-100) o AlphaKit® de Progenika, son las dos principales técnicas de diagnóstico accesibles, hoy en día, para el médico de AP.

II Actualización de Neumología en Asturias.

Los pasados día 18 y 19 de Octubre en el bello y recogido parador de Corias en Cangas de Narcea se celebraron dichas jornadas médicas. El programa fue atractivo y la idea como el nombre de la convocatoria indica era poner al dia una serie de temas de la especialidad de Neumologia.

En las jornadas médicas intensivas participaron como ponentes diferentes médicos de los diversos hospitales asturianos tanto los centrales como los de la periferia.  Como es de rigor se dio cancha a los médicos jóvenes para que se vayan soltando en sus exposiciones y de paso hagan curriculum, tambien como platos fuertes colegas senior con experiencias en sus diferentes  campos como la ventilación no invasiva y el empleo de alto flujo ( 60 litros) en tratamientos de hipoxemia aguda por diferentes causas como una neumonia extensa y grave a cargo del Dr. Salvador Diaz Lobato Director de Oximesa Nippon >gases Madrid. Resultados del tratamiento de la EPOC por el Dr. J. Maria Echave-Sustaeta del hospital Quironsalud Madrid

Se Revisaron y discutieron temas tan interesantes como la Tuberculosis, el asma grave, Tumores del mediastino, Reflujo Gastroesofágico, triple terapia en el tratamiento de la EPOC, Oxigenoterapia en vuelos aéreos, Radón y c´nacer de pulmón

Agradecer a los organizadores tanto médicos del servicio de neumología del Hospital de Cangas de Narcea, como a la empresa farmacéutica GSK quien corrio con los gastos de logistica y hospedaje.