Deshabituación tabáquica después del diagnóstico de cáncer: un problema infravalorado

  • La Asociación Internacional para el Estudio del Cáncer de Pulmón (International Association for the Study of Lung Cancer, IASLC) publicó un documento en el que se recomendaba a los profesionales sanitarios que realizaran el cribado del tabaquismo en sus pacientes con cáncer y que tuvieran en cuenta que la deshabituación tabáquica forma una parte esencial de la atención del cáncer.

Por qué es importante

  • La mayoría de los pacientes fumadores con cáncer persiste en su hábito durante el tratamiento y después de este.
  • El momento del diagnóstico de cáncer constituye un momento privilegiado para hablar sobre la adicción a la nicotina y las intervenciones de deshabituación tabáquica.

Puntos clave

El problema

  • Continuar fumando afecta negativamente a la supervivencia, aumenta la toxicidad del tratamiento y el riesgo de segundo cáncer primario, y se asocia con un mayor coste del tratamiento.
  • Los profesionales sanitarios con frecuencia no ayudan a sus pacientes en la deshabituación tabáquica.

Recomendaciones de la IASLC

  • Todos los pacientes con cáncer deben someterse a cribado del tabaquismo y recibir asesoramiento sobre los beneficios de dejar de fumar.
  • En los pacientes que continúan fumando después del diagnóstico de cáncer, la asistencia basada en los datos para lograr la deshabituación tabáquica debe incorporarse de forma habitual e integral en la atención interdisciplinar del cáncer para los pacientes y sus familiares.
  • Los programas educativos relativos a la gestión y el tratamiento del cáncer deben incluir formación sobre la deshabituación tabáquica, comunicación empática en torno a los antecedentes de tabaquismo y a la deshabituación tabáquica, y utilización de los recursos existentes basados en los datos para la deshabituación tabáquica.
  • El asesoramiento y el tratamiento para la deshabituación tabáquica deben ser un servicio reembolsable.
  • El tabaquismo, tanto en el momento inicial como durante el estudio, debe ser un dato necesario para todos los estudios clínicos prospectivos.
  • Los ensayos clínicos de los pacientes con cáncer deben sopesar diseños que también podrían determinar las intervenciones de deshabituación tabáquica más eficaces.

Comentario del experto

Nuestra opinión es que en el momento del diagnóstico del cáncer debería subrayarse más la deshabituación tabáquica. La intervención activa puede aumentar la acción de los pacientes para dejar de fumar”. Jacek Jassem, Departamento de Oncología y Radioterapia, Universidad Médica de Gdansk (Gdansk, Polonia).

Anuncios

Atezolizumab junto a quimioterapia para el cáncer de pulmón microcítico en estadio extendido

La Comisión Europea ha aprobado y concedido la autorización de comercialización de atezolizumab, registrado por Roche como Tecentriq, en combinación con quimioterapia (carboplatino y etopósido), para el tratamiento inicial de adultos con cáncer de pulmón microcítico en estadio extendido.

“Esta aprobación convierte a Tecentriq en la primera inmunoterapia oncológica disponible en Europa para el tratamiento inicial del cáncer de pulmón de células pequeñas en estadio extensivo, lo que supone un importante paso adelante para estos pacientes”, ha asegurado la chief medical officer y responsable de Desarrollo Global de Productos de Roche, Sandra Horning.

Se ha demostrado que la combinación de atezolizumab y quimioterapia mejora la supervivencia en comparación con el tratamiento estándar actual. “Un avance que, hasta ahora, ha sido difícil de lograr debido a la naturaleza refractaria de esta enfermedad”, ha añadido Horning.

Esta aprobación está basada en los resultados del estudio de fase III IMpower133, que mostró que atezolizumab en combinación con quimioterapia ayudó a las personas a vivir significativamente más tiempo en comparación con la quimioterapia sola en la población por intención de tratar (ITT).

La combinación basada en atezolizumab redujo también significativamente el riesgo de progresión de la enfermedad o muerte, en comparación con quimioterapia sola. La seguridad para la combinación de atezolizumab y quimioterapia pareció ser consistente con el perfil de seguridad conocido de atezolizumab.

Actualmente, Roche tiene en marcha nueve estudios fase III de cáncer de pulmón que evalúan atezolizumab solo o en combinación con otros medicamentos en diferentes tipos de este tumor. De hecho, la compañía posee un programa de desarrollo para atezolizumab, que incluye múltiples estudios fase III ya en desarrollo o planificados, para cánceres de pulmón, genitourinario, de piel, de mama, gastrointestinal, ginecológico y de cabeza y cuello. Esto incluye estudios de evaluación del fármaco, tanto en monoterapia como en combinación con otros medicamentos.

El tabaco es responsable del 86% de los diagnósticos de cáncer de pulmón en España

El tabaco es responsable del 86% de los diagnósticos de cáncer de pulmón en España, según se desprende del análisis de 6.600 casos procedentes de 56 hospitales españoles y analizados por el Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP) en su estudio epidemiológico ‘Registro de Tumores Torácicos’.

El trabajo, presentado en el Congreso Mundial de Cáncer de Pulmón, celebrado en Barcelona, ha puesto de manifiesto que el porcentaje de pacientes mujeres fumadoras activas se acerca peligrosamente al de los hombres (42% hombres y 34% mujeres), y que hay mayor porcentaje de mujeres con cáncer de pulmón que relatan haber estado expuestas a humo de terceros.

De hecho, del 13% de pacientes que nunca han fumado, un 16% estuvo expuesto al humo de terceros, con mayor número de casos entre el sexo femenino. “En nuestra opinión, y en vista de estos resultados, la presión social y política para reducir el consumo de tabaco entre la población debería reforzarse, especialmente entre los jóvenes”, ha explicado el presidente del GECP y jefe de Oncología del Hospital Puerta de Hierro de Madrid, Mariano Provencio.

Los 6.600 casos de cáncer de pulmón analizados por el GECP también han arrojado que la edad media de diagnóstico del cáncer de pulmón en España se sitúa en los 64 años, si bien el 15,8% de los casos ya se dan en personas por debajo de 55 años. Además, el 80% presenta la patología en un estadio avanzado en el momento del diagnóstico.

El estudio del GECP, además, analiza el tipo de tumor más frecuente en España, así como la práctica y realización de los marcadores tumorales a los pacientes. En este sentido, tal y como explican los especialistas, los datos destacan el cambio de presentación del subtipo histológico ya sugerido en anteriores investigaciones, existiendo una frecuencia creciente de adenocarcinoma que parece estar relacionada con el cambio en la composición de los cigarrillos filtrados, con la disminución de los alquitranes y el aumento de nitrosaminas.

En el caso de la realización de marcadores tumorales, la caracterización molecular del cáncer de pulmón ha cambiado considerablemente la clasificación y el tratamiento de estos tumores, convirtiéndose en un componente esencial del diagnóstico patológico y las decisiones de terapia oncológica.

“En este estudio, poco más de dos tercios de los pacientes (67,5%) se sometieron a pruebas moleculares, alcanzando el porcentaje significativo de 81,4% en pacientes con enfermedad en estadio IV. Vale la pena destacar no solo el alto porcentaje de pruebas de mutación EGFR, sino también el aumento progresivo y rápido en algunos perfiles de biomarcadores, como fue el caso de la expresión de PDL1 y la determinación de reordenamientos de ALK”, ha concluido el secretario del GECP, Bartomeu Massuti.

La EPOC es una de las principales causas de trasplante pulmonar

El estudio ‘Evolución temporal de los trasplantes de pulmón en España 2001- 2005’, coordinado por el jefe de la sección de Neumología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, Javier de Miguel, muestra que la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es una de las principales causas de trasplante pulmonar.

“Tras analizar cerca de 3.000 ingresos de trasplante pulmonar durante un periodo de 15 años observamos que la tasa de los trasplantes pulmonares ha aumentado en nuestro país de forma generalizada, sin embargo, la incidencia fue significativamente mayor en el grupo de pacientes con EPOC”, ha explicado el citado especialista.

De hecho, el trabajo ha mostrado que se ha producido un incremento mayor de pacientes trasplantados con EPOC respecto a otras patologías del aparato respiratorio, así como de mujeres trasplantadas con esta enfermedad.

En este sentido, la evolución del manejo del paciente trasplantado ha permitido ampliar los límites de edad así como las enfermedades asociadas a esta patología, disminuyendo los riesgos de mortalidad.

“La EPOC se asocia fundamentalmente al consumo de tabaco y, dado que las mujeres se han incorporado más tarde al hábito de fumar, la mayor parte de los afectados son varones, aunque en los últimos años estamos viendo que el porcentaje de mujeres con EPOC va creciendo, motivo por el cual se trasplanta cada vez más a este colectivo”, concluye De Miguel.

Las radiografías de tórax contienen información para predecir la mortalidad a largo plazo

La radiografía de tórax contiene información de pronóstico oculta que, extraída mediante inteligencia artificial, puede predecir la mortalidad a largo plazo, según un estudio realizado por científicos del Hospital General de Massachusetts (Estados Unidos) y publicados en JAMA Network Open.

Estos hallazgos podrían ayudar a identificar a los pacientes con más probabilidades de beneficiarse de la detección y de la medicina preventiva para la enfermedad cardíaca, el cáncer de pulmón y otras enfermedades.

Michael Lu y colegas desarrollaron una red neuronal convolucional llamada CXR-risk, una herramienta de inteligencia artificial avanzada para analizar información visual, que se entrenó para analizar más de 85.000 radiografías de tórax de 42.000 sujetos que participaron en un ensayo clínico anterior.

Cada imagen se emparejó con un dato clave: ¿la persona murió durante un período de 12 años? El objetivo era que CXR-risk aprendiera las características o combinaciones de características en una imagen radiográfica del tórax que mejor predice la salud y la mortalidad.

A continuación, los autores evaluaron los datos utilizando radiografías de tórax de 16.000 pacientes de dos ensayos clínicos anteriores. Descubrieron que el 53% de las personas que la red identificó como “de muy alto riesgo” murieron en los siguientes 12 años, en comparación con menos del 4% de las personas a las que se calificó de “muy bajo riesgo”.

El estudio encontró que CXR-risk proporcionó información que predice la mortalidad a largo plazo, independientemente de las lecturas de radiografías por parte de los radiólogos y otros factores, como la edad y el tabaquismo.

Lu cree que esta nueva herramienta será aún más precisa cuando se combine con otros factores de riesgo, como la genética y el estado de tabaquismo. La identificación temprana de pacientes de riesgo podría incluir más en programas preventivos y de tratamiento.

“Esta es una nueva forma de extraer información pronóstica de las pruebas de diagnóstico diarias -señala Lu-. Es información que ya no estamos utilizando, que podría mejorar la salud de las personas”.

El consumo de tabaco aumenta el riesgo de arteriopatía periférica incluso 30 años después de dejar el hábito

Un estudio dirigido por investigadores del Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health (Estados Unidos) muestra que las personas que fuman tienen un mayor riesgo de arteriopatía periférica, incluso hasta 30 años después de abandonar el hábito tabáquico.

En concreto, en comparación con personas que nunca han fumado, los fumadores de más de 40 paquetes por año tienen aproximadamente 4 veces más riesgo de arteriopatía periférica, frente a 2,1 veces y 1,8 veces de aumento de probabilidades de enfermedad coronaria y cerebrovascular, respectivamente.

De manera similar, los que fuman más de un paquete por día tienen un riesgo 5,4 veces mayor de arteriopatía periférica en comparación con 2,4 veces más de la cardiopatía isquémica y 1,9 de ictus.

Para alcanzar estos resultados, publicados en el Journal of the American College of Cardiology, los autores estudiaron a 13.355 participantes, incluidos 3.323 fumadores actuales y 4.185 exfumadores, que fueron analizados durante un período medio de 26 años.

“Nuestros resultados resaltan la importancia de la prevención del hábito de fumar para los no fumadores y el abandono temprano del hábito de fumar para los fumadores. El estudio también sugiere que las campañas sobre los riesgos para la salud del hábito de fumar deberían enfatizar el riesgo elevado de enfermedad arterial periférica, no solo enfermedad coronaria e ictus”, concluyen.

Una combinación de dos fármacos mejora la gravedad de la apnea obstructiva del sueño

La apnea obstructiva del sueño podría tratarse con una combinación de dos medicamentos, atomoxetina y oxibutinina, que permiten mejorar hasta en un 63% la gravedad de este trastorno, según ha concluido un estudio sobre el tratamiento farmacológico de este síndrome dirigido por Luigi Taranto Montemurro, del Departamento de Medicina del Sueño de la Harvard Medical School de Boston (Estados Unidos).

La investigación se presentó durante el 52º Congreso de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), celebrado en Santiago de Compostela.

Esta patología afecta a más del 50% de las personas obesas y en torno al 25 o 30% de la población adulta. Cuando las apneas provocan síntomas como cansancio o somnolencia durante el día se habla de apnea obstructiva del sueño, cuya prevalencia es el del 10% en varones de mediana edad y de un 5% en mujeres, según explicó Olga Mediano, neumóloga y coordinadora del Área de Sueño de SEPAR.

La presión positiva continua de la vía aérea (CPAP) es el tratamiento actual para tratarla, pero hay pacientes que no se adaptan a llevar la mascarilla durante toda la noche y, además, supone un gasto elevado, porque requiere personal especializado.

En este contexto, los investigadores han observado que los agentes noradrenérgicos, como la atomoxetina, aumentan la actividad del músculo geniogloso en la fase no REM del sueño, mientras que los bloqueantes muscarínicos, como la oxobutinina, aumentan su actividad durante la fase REM. De este modo, decidieron administrar una combinación de ambos fármacos con el objetivo de mantener una actividad adecuada del músculo geniogloso para mantener abierta la vía aérea.

De este modo, Mediano puso de relieve que el hecho de tratar la apnea del sueño con fármacos supone una visión optimista respecto nuevas opciones terapéuticas. Sin embargo, “hay que seguir investigando si el efecto se mantiene a más largo plazo, con una muestra más grande, en qué pacientes y qué efectos secundarios podría tener”, declaró.

Asimismo, puede servir como alternativa a la aplicación de CPAP en caso de pacientes que presenten intolerancia a esta técnica, ya que podría ofrecerse como tratamiento de elección en pacientes o como adyuvante a la CPAP, concluyó.

Solicite Consulta ante la sospecha de SAOS. Ronquido, apneas durante el sueño somnolencia diurna, cansancio , hipertension arterial.

Dr. Dámaso Escribano Médico Internista Neumólogo.

Una segunda oportunidad para los pacientes con cáncer de pulmón

El cáncer de pulmón se ha convertido en un problema de salud pública. Es el responsable del fallecimiento anual de más de 1,8 millones de personas en el mundo. En España, es el segundo de los tumores más frecuentes en varones y es el que produce más muertes, casi 23.000 cada año. La incidencia es muy grave, el diagnóstico demasiado tardío y los tratamientos son menos efectivos frente a otras patologías, como el carcinoma de pecho. Sin embargo, en los últimos años se han producido avances en la identificación precoz de la enfermedad mediante el TAC de baja intensidad y los programas de screening o cribado. También, a través del desarrollo de fármacos inmunoterápicos, capaces de prolongar eficazmente la supervivencia del 20% de pacientes con enfermedad muy avanzada.

Los fármacos inmunoterápicos actúan contra una serie de señales o mecanismos del cáncer que inhiben la respuesta inmunológica. «Disponemos de fármacos contra estas señales. El resultado final es inhibir la inhibición. Si la señal habitual dentro del tumor es inhibitoria de la respuesta, el huésped no responde contra el tumor. Con estas terapias anti PD-L1 o anti PD1 conseguimos que las defensas del individuo sean las que realmente luchen de manera efectiva contra el tumor». Así lo explicó Paz-Ares, jefe del servicio de oncología médica del Hospital 12 de octubre y jefe de la unidad mixta de investigación de cáncer de pulmón del Hospital 12 de Octubre de Madrid-CNIO (Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas).

El beneficio real de los inhibidores de PD1 es particularmente importante en el 20% de los pacientes, que son los que tienen supervivencias a largo plazo. A su vez, hoy en día es posible predecir quién tiene más o menos posibilidades de beneficiarse con este tratamiento. Una de las formas es observar cuál es el nivel de presencia del PDL-1 en el carcinoma. «Si el PDL-1 no está presente—explica el doctor Luis Paz-Ares— o no lo detectamos en el tumor, tiene menos posibilidades de funcionar. La magnitud del beneficio con los inhibidores de PD1 es mayor cuanto mayor es la expresión de PDL1». Otra vía es el número de mutaciones: cuantas más tenga, más probable es que responda a la inmunoterapia.

La aplicación de la inmunoterapia va más allá de la presencia o no de esta proteína. También hay otras preguntas que hacerse. Durante el desayuno de prensa ABC Salud, celebrado en colaboración con el grupo farmacéutico estadounidense Merk MSD se plantearon otras cuestiones como si el paciente necesita o no una combinación de quimioterapia y radioterapia junto con inmunoterapia. Lo que se conoce como inmunoterapia personalizada. «La inmunoterapia en combinación con quimio en enfermedad metastásica-afirmó Paz-Ares- tiene un franco impacto que traspasa el hecho de que solo beneficiaba a los pacientes con expresión de PDL-1. Posiblemente sea mayor el beneficio en estos, pero también beneficia a los que no lo tienen».

Además, los primeros datos apuntan a que los fármacos inmunoterápicos serían más efectivos en estadios más precoces de la enfermedad. Así como la efectividad de ofrecerla junto con quimioterapia, incluso antes de practicar una cirugía de extracción del tumor. En pacientes que son operables o al límite de la operabilidad-según indicó el jefe de sección de oncología médica del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, José Luis González- si se les da quimioterapia e inmunoterapia y, después de operar, se analiza la pieza. En más del 50% de pacientes no hay ninguna célula tumoral. Aunque no haya, no significa que si no le operas pueda progresar».

La inmunoterapia es efectiva, pero su accesibilidad tiene un gran margen de mejora. Como asevera la representante de la Asociación Española de Afectados por el Cáncer de Pulmón (AEACaP), Almudena Monge. «Cada comunidad autónoma tiene hasta ahora notorias diferencias de acceso. No todo el mundo tiene el mismo acceso y en función del diagnóstico y del tipo de tratamiento que te den, vives o mueres». Existen muchos mecanismos de retraso en la implantación de los tratamientos. De acuerdo al doctor Luis Paz-Ares, existen dos problemas fundamentales. Un retraso en Europa frente a Estados Unidos en la aprobación de fármacos. «El tiempo que transcurre desde que lo aprueba la Agencia Europea del Medicamento hasta que tiene un precio y se prescribe, probablemente pasa un año. Luego, las comunidades autónomas pueden hacer alguna modificación en cuanto a la accesibilidad o reembolso. Incluso puede haber diferencias entre un hospital y otro de una comunidad autónoma». Estos problemas de acceso, apuntó Paz-Ares, también se explicarían por las diferencias de acceso a las tecnologías de diagnóstico molecular. «Carecemos de un programa organizativo de medicina predictiva de precisión en este país. No ha habido un diseño como en Francia donde se ha dado prioridad a que cualquier paciente se asegure que tiene realizado una serie de marcadores tumorales». Con este programa, se cerciora de que el fármaco designado vaya a funcionar en el paciente.

No basta con mejorar los tratamientos para reducir la mortalidad del cáncer de pulmón. Identificar con rápidez la existencia de un carcinoma es vital para la supervivencia. «Con los últimos estudios que hay-afirmó José Luis González-se observa una reducción en la mortalidad de los pacientes al diagnosticarse más precozmente». Desde hace varios lustros, señaló González, se dispone del escáner o TAC de baja radiación. La realización de programas de cribado o screening también ha demostrado ser efectiva para reducir la mortalidad. El problema es su aplicación: el grupo

de riesgo es muy alto y es una técnica que tiene su precio. «No podemos hacerlo a toda la población-señaló Paz-Ares-, pero sí hacer tres o cuatro estudios que afecten a poblaciones concretas».

Prevención del tabaquismo

Cada 20 minutos una persona muere en España por cáncer de pulmón. Sin embargo, entre el 80 y el 85% de los fallecimientos se evitaría si se pusiera fin al tabaquismo. Como indicó Paz-Ares, hay dos medidas que han demostrado ser muy efectivas: aumentar el precio y disminuir los lugares de consumo. «El problema que tenemos en España es cultural. La sociedad ha visto el impacto de las drogas duras, pero no hemos conseguido que con el tabaco las veamos iguales». A su vez, Monge señaló que la sociedad no ve su consumo como una adicción, sino como un vicio: «El tabaquismo es una adicción. Hay un tratamiento psicológico y farmacológico que debe ser puesto a disposición de la población. Ya está disponible, pero debería ser todavía mucho más visible para que el adicto pueda salir de esa adicción». Otro problema es el incumplimiento de la legislación vigente. La mayoría de fumadores enciende cigarrillos en espacios donde está prohibido como terrazas casi cerradas, patios o áreas de tránsito en zonas comerciales.

Recientemente, los profesionales sanitarios, reclamaron una solución a este y más problemas en una hoja de ruta presentada a Bruselas. Otra de sus propuestas es la equiparación del cigarrillo que no quema (sistema IQOS) y los dispositivos para «vapear» con el tabaco convencional. El «vapeo»-señaló González- «produce daño cardiovascular y a nivel de bronquios. Hay datos que confirman que es tan perjudicial como el tabaco».

Consulta Medicina Interna y Neumologia Solicite día y hora. Dr. Dámaso Escribano

 

Respirar las partículas del aire contaminado causa daño como fumar una cajetilla de tabaco al día 15 años

Una nueva investigación publicada en elmuestra por primera vez la evidencia de que la inhalación de pequeñas partículas de carbono negro, generalmente como resultado de la quema de diésel, está relacionada con un mayor volumen de vasos sanguíneos periféricos y más pequeños en los pulmones.El estudio se suma a la evidencia de que la exposición a contaminantes de diésel en lo que se consideran niveles relativamente bajos puede contribuir a cambios sutiles en los pulmones que pueden hacer que las personas sean más propensas a desarrollar enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), la tercera causa de muerte en todo el mundo.

Los investigadores aseguran que las diferencias observadas en las personas expuestas a niveles más altos de carbono negro fueron comparables en magnitud a las asociadas con fumar un paquete de cigarrillos al día durante 15 años.

El proyecto se basó en el Estudio Multiétnico de Aterosclerosis (MESA) sobre los Estudios de Contaminación del Aire y los Pulmones del Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI) de Estados Unidos. La investigadora principal, Carrie Pistenmaa Aaron, realizó este trabajo como profesora asistente en la Universidad de Columbia en Nueva York.

“Algunos estudios previos han sugerido una relación entre la contaminación del aire y la circulación en los pulmones, pero queríamos evaluar si había asociaciones entre la exposición a la contaminación del aire crónica y la estructura vascular de los pulmones -explica-. Nos interesó la vascularización pulmonar porque creemos que puede estar relacionado con enfermedades pulmonares crónicas”.

Los investigadores analizaron datos de más de 3.000 personas de seis áreas metropolitanas en los Estados Unidos. Un equipo liderado por científicos de la Universidad de Washington calculó la exposición a largo plazo de los participantes a los contaminantes del aire exterior utilizando datos de monitorización específicos de la base de datos de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA), y analizando el tráfico, los patrones climáticos y los datos de uso de la tierra.

Luego se midieron los vasos sanguíneos pulmonares de los participantes mediante TAC de tórax entre 2010 y 2012. La edad, la altura, el peso, el sexo, la raza y la etnia de cada participante, los años de consumo de cigarrillos, la exposición al humo de segunda mano, el historial médico y otros factores socioeconómicos también se tuvieron en cuenta en los análisis, ya que estos factores también pueden tener un impacto en la salud de los pulmones.

Los investigadores estimaron que, en promedio, los participantes del estudio estaban expuestos a niveles anuales de carbono negro de 0,8 microgramos por metro cúbico y partículas finas (PM2.5), otra medida de la contaminación del aire que incluye partículas de carbono negro, de 11 microgramos por metro cúbico.

Estos niveles están por debajo de los límites actuales de contaminación del aire establecidos en PM2.5 por la EPA en Estados Unidos y más bajos que los valores límite actuales de la UE. A pesar de esta exposición promedio relativamente baja, los análisis mostraron que las exposiciones a un nivel más alto de carbono negro se asociaron con un mayor volumen de vasos sanguíneos en la periferia de los pulmones.

“Nuestros hallazgos sugieren que la exposición a largo plazo al carbono negro puede afectar la circulación pulmonar -apunta Aaron-. Ninguna investigación previa ha analizado específicamente si estos cambios en los humanos conducen a la enfermedad, por lo que no podemos decir con certeza cómo esto puede estar afectando la salud. Sin embargo, otros estudios de medidas vasculares pulmonares similares en humanos, además de varios estudios en animales, sugieren que las diferencias en la vascularización pulmonar podrían hacer que las personas tengan más probabilidades de desarrollar EPOC”.

¡Detener el asma!

En el Día Mundial del Asma, el Colegio Americano de Médicos de Tórax se une a la Iniciativa Mundial para el Asma (GINA) y otros miembros fundadores del Foro de Sociedades Respiratorias Internacionales (FIRS) en el reconocimiento del tema de este año: “STOP para el asma”.

FIRS hace un llamado a los proveedores de atención médica global para DETENER el asma y evaluar los síntomas, evaluar la respuesta a la terapia, observar y evaluar y finalmente proceder a ajustar el tratamiento.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que 235 millones de personas sufren de asma, que puede causar sibilancias, dificultad para respirar, opresión en el pecho y tos. Aunque el asma no se puede curar, es posible controlar la enfermedad para reducir y prevenir los ataques de asma, también llamados episodios.

El asma es la enfermedad crónica mas común entre los niños.

No es solo un problema de salud pública para los países de ingresos altos: ocurre en todos los países, independientemente del nivel de desarrollo. Más del 80% de las muertes por asmBDLa ocurren en países de ingresos bajos y medios.

El asma no se diagnostica ni se trata adecuadamente, lo que crea una carga sustancial para las personas y las familias y, posiblemente, restringe las actividades de las personas durante toda la vida.

Los ataques de asma hacen que los adultos pierdan el trabajo y los niños pierdan la escuela. Estos episodios peligrosos y, a veces, potencialmente mortales reducen la calidad de vida de las personas con asma. La buena noticia es que podemos crear conciencia sobre el asma y cómo se puede controlar.

Las personas con asma pueden prevenir los ataques de asma al evitar los desencadenantes del asma, como el humo del tabaco, el moho, la contaminación del aire exterior y los resfriados y la gripe. Los episodios de asma también se pueden prevenir mediante el uso correcto de corticosteroides inhalados y otros medicamentos prescritos diariamente para el control a largo plazo.

El Día Mundial del Asma, un evento reconocido cada mes de mayo para crear conciencia sobre el asma en todo el mundo. Esta declaración del Día Mundial del Asma es presentada por GINA, en nombre de FIRS.

El Día Mundial del Asma se celebró por primera vez en 1998 y ha crecido cada año para convertirse en uno de los eventos de asma más importantes a nivel mundial. En el Día Mundial del Asma, cientos de actividades de sensibilización se llevarán a cabo en países de todo el mundo.

En la Consulta del Dr. Dámaso Escribano se  diagnostican y tratan a todo tipo de pacientes con asma intermitente, persistente, leve, moderada, grave, de dificil diagnóstico etc. Solicite consulta día y hora