Los neumólogos alertan del riesgo para la salud de las colillas

Es el tabaquismo “de cuarta mano”.

La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) alerta de la contaminación ambiental y del riesgo para la salud de las colillas de cigarrillos, lo que se considera como el tabaquismo “de cuarta mano”, ya que son la primera fuente de basura en el mundo y tardan entre 8 y 12 años en descomponerse.

Esta sociedad científica recuerda que cada año se consumen 6 trillones de cigarrillos y en el 64% de los casos se tiran al suelo de calles, parques, ríos, bosques o playas, lo que equivaldría a unos 4,5 trillones de colillas.

“Estos restos contaminan más que los envases de alimentos, botellas y otros plásticos”, ha señalado José Ignacio de Granda, coordinador del Área de Tabaquismo de SEPAR, que alerta del impacto de este tabaquismo “de cuarta mano”, detrás del consumo directo (primera mano), el tabaquismo pasivo (segunda mano) o los restos que el humo del tabaco deja en zonas donde se ha fumado (tercera mano).

Este experto ha recordado que los filtros de las boquillas de los cigarros acumulan parte de los componentes nocivos del tabaco y los libera en contacto con el agua, lo que supone una “grave amenaza para la biodiversidad” dado que esta contaminación puede acabar afectando a la cadena alimentaria.

Ante esta situación, desde SEPAR alertan a las autoridades sanitarias que tomen medidas frente a este problema y recuerda que algunos países como Australia o Nueva Zelanda tienen papeleras específicas para colillas mientras que algunas ciudades como París tienen multas específicas para quien las tira al suelo.

Asimismo, proponen obligar a la industria tabaquera a informar de los efectos nocivos de tirar las colillas al suelo o a hacer filtros biodegradables, una idea que no ha cuajado del todo porque parece no tener un saber muy atractivo para los consumidores.

En los últimos 50 años, prácticamente todos los cigarrillos que se venden llevan un filtro de acetato de celulosa, un componente fotodegradable pero no biodegradable, y aunque los rayos ultravioleta provenientes del sol pueden eventualmente romper el filtro en pequeñas piezas en condiciones ideales del medio ambiente, el material fuente nunca desaparece, y esencialmente se diluye en el agua y en el suelo.

De media, las colillas pierden un 37,8% de su masa inicial tras dos años de degradación, y se estima que pueden tardar en descomponerse totalmente entre 8 y 12 años.

El problema fundamental radica en la toxicidad que acumulan. El filtro de las colillas está diseñado para acumular los componentes del tabaco, incluidas las sustancias químicas más nocivas que son liberadas en contacto con el agua. Por tanto, cuando llegan a los ríos e incluso al mar, desprenden dichas sustancias, lo que supone una grave amenaza para la biodiversidad.

WEBS RELACIONADAS :

La importancia de tratar bien las agudizaciones bronquiales.

La actualización de la a Guía Española de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) (‘Guía GesEPOC 2017’) ha destacado la importancia de controlar las exacerbaciones, definidas como episodios agudos de inestabilidad clínica caracterizados por un empeoramiento mantenido de síntomas respiratorios, así como de distinguir una nueva agudización de un fracaso terapéutico previo o de una recaída para poder tratarlas adecuadamente.

Este documento nace con el objetivo de intentar dotar a todos los médicos españoles de una herramienta “útil, común y, sobre todo, práctica” para el manejo de los pacientes con EPOC. De hecho, ya hay países que están interesados en imitar el modelo español y elaborar un documento de similares características.

“Ya en su primera edición, la guía ‘GesEPOC’ se convirtió en el documento más seguido por los médicos de urgencias para el manejo del paciente EPOC, convirtiéndose por ello, en la guía de referencia. Pensamos que esta edición puede hacer que los médicos de urgencias intervengan más en la fase estable de la EPOC, y poder así, decidir el tratamiento que el paciente recibe tras el alta hospitalaria”, ha argumentado el vicepresidente de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES), Pascual Piñera, durante la mesa ‘Guía GesEPOC 2017. ¿Qué hay de nuevo sobre las exacerbaciones de la EPOC? ¿Cómo influye el resto de la guía en las urgencias?’, organizada en el marco del 29º Congreso Nacional de la SEMES.

De esta forma, prosigue, desde el servicio de Urgencias se valoraría la posibilidad de adecuar el tratamiento de mantenimiento, y no tener el paciente que esperar así, la visita a su médico de atención primaria o al especialista, puesto que a veces, este trámite se retrasa excesivamente.

“En la agudización de la EPOC de cualquier intensidad, la principal intervención es optimizar la broncodilatación, aumentando la dosis y/o frecuencia de los broncodilatadores de acción corta. Se deberá emplear una pauta corta de corticosteroides sistémicos en las agudizaciones moderadas, graves o muy graves”, ha apostillado el experto.

Asimismo, en la nueva guía se valoran positivamente las alternativas a la hospitalización tradicional a la hora de ingresar a un enfermo, se tiene en cuenta la ventilación mecánica no invasiva en estos enfermos ya que, según ha puntualizado, su inicio precoz puede suponer beneficios evidentes para los enfermos con agudizaciones.

Ante cualquier agudización bronquial o descompensación de la EPOC ponemos nuestra consulta médica a vuestra disposición para una adecuada valoración y tratamiento.

Diez consejos para que dejar de fumar no se quede en un intento

Aunque los argumentos están claros, los fumadores tienen verdaderos problemas para cumplir su objetivo cuando se proponen dejar de fumar.

Cuando la gente deja el tabaco mejora la capacidad respiratoria y cardiaca; se reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y pulmonares, como el cáncer de pulmón; mejoran el gusto y el olfato, y se produce un incremento de energía. Y también aporta beneficios para la salud de los que rodean a los fumadores, además del ahorro que supone también para las economías domésticas.

Pero aunque los argumentos están claros, los fumadores tienen verdaderos problemas para cumplir su objetivo cuando se proponen dejar de fumar. De hecho, una reciente encuesta de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC) muestra que hasta el 70% de los fumadores ha intentado al menos una vez dejar el tabaco, y un 29% ha hecho más de 3 intentos. Pero aun así, siguen fumando.

Por ello, y dado que no resulta un proceso fácil y no todos logran dejarlo de un día para otro, el Tobacco Control Research Branch del National Cancer Institute de Estados Unidos ofrece a través de su página web una serie de recomendaciones para que cualquier intento culmine con éxito en un abandono:

1. Lo primero es fijar una fecha para el último cigarrillo y decírsela a familiares y amigos. Tienes que mentalizarte y decidir qué día vas a dejar los cigarros y cumplir con esa fecha. Está comprobado que reducir la dosis y dejar el tabaco progresivamente acaba dificultando el hecho de dejarlo del todo y es mejor parar de golpe.
2. Evita buscar excusas para dejar de fumar. Son muchas las razones de peso para dejar el tabaquismo como tu salud, la de tus familiares y tu bolsillo. Si de verdad has considerado abandonar este hábito, no busques excusas fáciles para no hacerlo.
3. Debes tener una actitud positiva para dejar el tabaco. Hay que mantener el pensamiento de “quiero dejar de fumar” y evita pensamientos negativos y excusas que te dificulten el progreso. Te resultará más fácil si haces una lista con los puntos a favor de dejar los cigarros.
4. Busca apoyo en tus amigos y familia. En momentos que veas que tienes dificultades para aguantar sin fumar, habla con alguien de tu familia o con tus amistades para que te ayuden a pasar este momento. Además, en momentos así, debes leer la lista de cosas a favor que has hecho al empezar.
5. Evita las tentaciones quitando los ceniceros, los paquetes de tabaco y los encendedores de tu vista. Asimismo, si eres de los que tenía por costumbre fumar con el café o al beber alcohol estando de fiesta, te resultará más fácil el proceso si los evitas y cambias por zumos, refrescos y café descafeinado.
6. Bebe muchos líquidos, pues mantenerse hidratado y con la sensación de estómago lleno es uno de los mejores trucos para dejar de fumar. Se aconseja beber unos 1,5 litros de líquidos al día.
7. Si crees que te está costando lograrlo, no te rindas y aprovecha la ayuda de profesionales y de productos específicos para ayudar a dejar de fumar que encontrarás en las farmacias.
8. Mantente ocupado y activo, pues así pensarás mucho menos en el tabaco. Además, haciendo algo de ejercicio moderado diario estarás activándote, ocupándote y desintoxicando tu cuerpo.
9. Usa el dinero que no estás gastando al no comprar más tabaco para ahorrarlo e inviértelo en algo que realmente necesites, o incluso para comprarte un premio o capricho por lograr tu objetivo.
10. Si quieres evitar el aumento de peso debido a comer más por la ansiedad que puede generarse al abandonar el tabaco, piensa en evitar picar entre horas y aumentar la cantidad de frutas y verduras.

Aunque sabemos que no es fácil, no hay más que pensar en que hay quienes sí han conseguido dejar de fumar y en los múltiples beneficios de lograrlo para hacer un nuevo intento. Para que, tras conseguirlo, el próximo ejemplo de superación sea el tuyo.

Neumólogos consensúan cómo abordar el solapamiento de asma y EPOC

La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) ha elaborado un consenso para definir, diagnosticar y tratar el solapamiento del asma y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), un problema que afecta hasta al 4,5% de la población y que hasta ahora ha suscitado diversos debates sobre su concepto y diagnóstico.

El documento aborda la combinación de ambos trastornos que se define como la existencia de una limitación crónica al flujo aéreo persistente, en pacientes fumadores o exfumadores, que presenta además características de asma.

Una situación que favorece que estos pacientes presenten más síntomas, peor calidad de vida y un mayor riesgo de exacerbaciones que los pacientes que únicamente sufren EPOC.

“A pesar del acercamiento de opiniones entre los especialistas de asma y los de EPOC, no existía todavía un criterio uniforme”, ha señalado el neumólogo Marc Miravitlles, coordinador de la Guía Española de la EPOC (GesEPOC).

Para ello, representantes de esta guía y de la Guía Española para el Manejo del Asma (GEMA) han formado un grupo de trabajo para unificar criterios sobre su diagnóstico, que se debe confirmar a partir de una evaluación secuencial de tres pasos.

Para ello, debe constatarse la presencia de limitación crónica al flujo aéreo persistente en pacientes de más de 35 años, fumadores o exfumadores; el diagnóstico de asma actual incluyendo antecedentes familiares o personales de asma en la infancia o de sensibilización a determinados alérgenos, además de la confirmación diagnóstica objetiva por reversibilidad de los flujos espirométricos mediante espirometría o una prueba broncodilatadora (PBD) positiva.

Y en el caso de que no se pueda establecer el diagnóstico del asma, una PBD muy positiva, o bien ante la presencia de una concentración elevada de eosinófilos en sangre.

De este modo, se englobaría a pacientes con un verdadero solapamiento de asma y EPOC, ya que comparten ambos diagnósticos, más aquellos pacientes con una EPOC con rasgos asmáticos definidos por un componente inflamatorio eosinofílico o una gran reversibilidad de la obstrucción al flujo aéreo.

Estudios previos reconocen el asma infantil como un factor de riesgo independiente para el desarrollo de la EPOC, especialmente si coincide el consumo de tabaco. Pero, según ha añadido Vicente plaza, coordinador de la GEMA, no existe evidencia que justifique un origen común.

En cuanto a los objetivos del tratamiento, el consenso establece los mismos que para la EPOC y el asma por separado, es decir, prevenir las exacerbaciones, alcanzar y mantener un control aceptable de los síntomas y reducir la obstrucción bronquial.

Para ello, el tratamiento inicial sería una combinación de glucocorticosteroides inhalados y broncodilatadores beta adrenérgicos de larga duración (LABA). Y se considerará la acción de un broncodilatador antimuscarínico de larga duración (LAMA) a dicha combinación si persisten exacerbaciones o síntomas relevantes.

50º Congreso SEPAR

Durante el pasad50-congreso-separ-2o fin de semana se celebró en el hotel Marriott  (Auditorium) de Madrid el quincuaségimo congreso de la sociedad española  de patologia respiratoria al cual acudí.

Me interesaba escuchar de primera mano novedades anunciadas con anterioridad en el programa, por ejemplo tratamientos actualizados practicamente individualizados en la EPOC dependiendo del fenotipo predominante del paciente, ciertamente hubo bastantes conferencias y comunicaciones en torno a este tema no en balde se habia realizado previamente un estudio multidisciplinar que tomó cuerpo en forma de una guía de consenso publicitada y exhaustivamente dada a conocer durante el congreso y editada como número extraordinario en la revista Archivos de Bronconeumología (Vol. 53 Junio 2017) . Como resumen podríamos decir que se prodiga separ-50-congresomenos el uso de corticoides inhalados en el tratamiento de los pacientes con EPOC, salvo en el fenotivo ACO combinación de EPOC y Asma Bronquial. Siguiendo con el tratamiento comentar que la primera opción son los  BDLD tipo LAMA (broncodilatadores de larga duración antimuscarinicos tipo tiotropio) y como segundo escalón BDLD tipo LABA (beta agonistas ) . A algún espectador ” neumólogo que peinaba canas” le pareció que de todo esto de ” los fenotipos actuales” ya se hablaba hace más de cuarenta años bronquitis asmátiforme etc. la respuesta de los ponentes de la mesa “cierto” pero ahora sabemos más de fisiopatologia y por tanto los tratamientos se pueden practicamente  personalizar. Se habló a este respecto de marcadores genéticos (TH2) presencia de eosinófilos en sangre y esputo.

Asisti a una mesa redonda de posible interés donde se recogia la información y bibliografía actualizada sobre lo más interesante del año sobre EPOC, Asma, Insuficiencia Respiratoria y Cirugía Torácica . Sobre este último tema el cirujano experto ponente de la mesa del Hospital Universitario de Salamanca recordó que aún en España y Europa la cirugia tipo VATS por toracoscopia menos invasiva que la standar no llega al 20%

En otras sesiones a las que pude asistir se habló de las neumonias de la comunidad, se presentó un trabajo realizado por médicos vascos, de carácter retrospectivo donde se analizaban todas las neumonias ingresadas en un hospital del pais vasco durante diez años en el estudio se recogian múltiples variables, pero en las conclusiones no se obtenian datos relevantes y desde lu50-congreso-separ-1ego nada que pudiera ser novedoso al tratarse de un estudio no prospectivo.

En fin bastante público asistente, sobre todo médicas jovénes supongo la mayoria de hospitales de la comunidad de Madrid, parece que la especialidad sigue contando con buena salud después de cincuenta años de vida

Día mundial sin tabaco

Cada año, el 31 de mayo, la OMS y sus asociados del mundo celebran el Día Mundial del no fumador dedicado a resaltar los riesgos para la salud asociados al consumo de tabaco y promover políticas eficaces para reducir ese consumo. El consumo de tabaco es la principal causa prevenible de defunción en el mundo, y actualmente mata a uno de cada 10 adultos en todo el mundo. Este se representa con un cenicero y una rosa.

NO FUMAR ESA ES  LA CUESTIÓN

http://www.who.int/campaigns/no-tobacco-day/2017/brochure/es/

Infecciones respiratorias e Infarto de miocardio

Puede actuar como desencadenante de un ataque al corazón.

Las personas que sufren una infección respiratoria tienen un riesgo 17 veces mayor de sufrir un infarto durante los siete días siguientes, según un trabajo de la University of Sydney (Australia) que publica “Internal Medicine Journal”.

Los autores de este hallazgo aseguran que es el primer estudio en mostrar una relación entre enfermedades respiratorias como la neumonía, la gripe o la bronquitis y el infarto a través de una angiografía coronaria, una prueba que permite detectar obstrucciones en la arteria del corazón.

“Confirma algo que ya habían sugerido estudios previos, que una infección respiratoria puede actuar como desencadenante de un ataque al corazón”, ha asegurado el cardiólogo Geoffrey Tofler, que ha dirigido esta investigación.

Además, su trabajo ha revelado que este aumento del riesgo de infarto no solo se produce al inicio de los síntomas respiratorios, que alcanzan un pico durante los primeros siete días y luego se reducen gradualmente, sino que sigue siendo elevado durante todo un mes.

La investigación incluyó a un total de 578 pacientes que habían sufrido un infarto como consecuencia de una obstrucción de la arteria coronaria, y de quienes se tenía información sobre los síntomas de todo tipo que habían sufrido previamente.

De este modo, el 17% de los pacientes reconocieron haber presentado síntomas de infección respiratoria los 7 previos al infarto, y un 21% durante el mes anterior, tales como dolor de garganta, tos, fiebre, dolor en el pecho, o un diagnóstico de neumonía o bronquitis.

Y en un segundo análisis se tuvieron en cuenta solo aquellos con síntomas relacionados con el tracto respiratorio superior, como resfriado común, faringitis, rinitis y sinusitis. En estos casos, el aumento del riesgo fue algo más bajo, pero aún así era 13 veces mayor, según ha añadido Lorcan Ruane, también autor del estudio.

“Aunque las infecciones de las vías respiratorias superiores son menos graves, son mucho más comunes que los síntomas de las vías respiratorias inferiores, por lo que es importante entender también su relación con el riesgo de infartos”, dijo.

Entre las posibles causas de esta relación los investigadores apuntan que la infección respiratoria puede favorecer una mayor tendencia a la coagulación de la sangre, la inflamación y las toxinas que dañan los vasos sanguíneos y los cambios en el flujo sanguíneo”, ha añadido Tofler.

Por ello, aunque el riesgo absoluto de sufrir un infarto sigue siendo bajo, recuerda a los ciudadanos que “deben ser conscientes de que una infección respiratoria también puede derivar en un evento coronario”. “Y por ello deben tomarse todas las medidas preventivas posibles como informar a estos pacientes de los síntomas que pueden avisar de un posible infarto”, ha añadido.

Desarrollan una aplicación para controlar la apnea del sueño desde el móvil

Permite aumentar la eficacia del tratamiento.

Investigadores del Institut de Recerca Biomèdica de Lleida, de la empresa especializada en terapias respiratorias Oxigen salud y del centro tecnológico Eurecat han desarrollado una aplicación de telemedicina que permite a pacientes con el síndrome de apnea-hipoapnea del sueño y a los sanitarios controlar el estado de la terapia directamente desde el móvil. Esta aplicación permite aumentar la eficacia del tratamiento.

Myosa –como se ha bautizado la ‘app’– permite monitorizar en tiempo real el tratamiento domiciliario con generadores de presión positiva continua por vía aérea, una mascarilla que se utiliza para tratar la apnea durante el sueño, una patología que afecta alrededor del 4% de la población adulta.

El hombre que ayudó a respirar a tres millones de niños

El investigador sueco Tore Curstedt descubrió un fármaco para salvar a los bebés prematuros que sufrían el Síndrome de Dificultad Respiratoria

Hormonas sexuales y Asma

Un equipo de investigación internacional ha revelado por primera vez que la testosterona protege a los varones contra el desarrollo de asma, ayudando a explicar por qué las mujeres tienen dos veces más probabilidades que los hombres de desarrollar asma después de la pubertad. Por el contrario, la condición es más común en los niños que en las niñas antes de la pubertad.

El equipo de investigación mostró que la testosterona es un potente inhibidor de las células linfoides innatas del grupo 2 (ILC2), que son los principales reguladores de las respuestas inflamatorias tipo 2. Se encontró que los ratones machos tenían menos progenitores ILC2 y células maduras en tejidos periféricos en comparación con las hembras. Como resultado, habían reducido la susceptibilidad a la inflamación alérgica de las vías respiratorias en respuesta a los alergenos ambientales. Además, la orquiectomía, pero no la ovariectomía, abolió las diferencias sexuales en el desarrollo de ILC2.

La profesora Gabrielle Belz, uno de los autores del estudio, dijo: “Este descubrimiento nos proporciona una nueva forma potencial de tratar el asma, dirigiéndose a las células que están contribuyendo directamente al desarrollo del asma alérgica. , Se abre la posibilidad de imitar esta regulación hormonal de las poblaciones de ILC2 como una forma de tratar o prevenir el asma Tácticas similares para la orientación de las vías hormonales se han utilizado con éxito para el tratamiento de otras enfermedades, como el cáncer de mama “.