La adherencia al tratamiento del asma no supera el 50%

Silvia Sánchez-Cuéllar, coordinadora del Grupo de Trabajo de Asma de la Sociedad Madrileña de Neumología y Cirugía Torácica (Neuromadrid), ha señalado que se estima que la adherencia al tratamiento en pacientes con asma no supera el 50%, por lo que considera “fundamental” aumentar esta cifra para un mejor control de la enfermedad.

Aprovechando la celebración del Día Mundial del Asma, celebrado el pasado 1 de mayo, Neuromadrid se ha adherido un año más a la campaña anual de la Iniciativa Mundial Contra el Asma (GINA), que este año tuvo como lema “Nunca es demasiado pronto, nunca es demasiado tarde”, para sensibilizar tanto a los pacientes como a los profesionales sanitarios de que “siempre es el momento adecuado” para abordar y controlar una enfermedad que afecta a las vías respiratorias.

Esta especialista ha explicado que en la baja adherencia de las terapias contra el asma entran en juego tres tipos de pacientes. El primero de ellos es el paciente con un incumplimiento errático (olvidar tomar la medicación); el segundo presenta un incumplimiento deliberado (no la toma porque no quiere) y el tercero lo incumple de forma involuntaria (no la toma por desconocimiento de la enfermedad o de su tratamiento).

“Todo ello se asocia a un aumento de la morbilidad y a un mayor uso de los servicios sanitarios”, detalla Sánchez-Cuéllar, quien recuerda que, de acuerdo con las estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), 235 millones de personas padecen asma en el mundo.

En el caso de España, el asma tiene una prevalencia que oscila entre el 1 y el un 5%, según la región, e “irá en aumento los próximos años por el desarrollo industrial, ya que la contaminación es un factor de riesgo para esta enfermedad”, advierte Sánchez-Cuéllar.

Aunque actualmente no tiene cura, es posible reducir su incidencia y prevenir sus ataques con terapias recetadas y evitando los factores que lo desencadenan, como el tabaco, la contaminación o el polvo. “A día de hoy existen importantes novedades en el tratamiento, fundamentalmente centradas en el paciente con asma grave no controlada”, argumenta la citada especialista, quien explica que los nuevos fármacos biológicos dirigidos contra diferentes interleucinas implicadas en la patogenia de la enfermedad “van a cambiar el curso y el pronóstico del asma”.

Anuncios

Cáncer de pulmón por inhalación de sílice como enfermedad profesional

El Consejo de Ministros aprobó, a propuesta de la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, incorporar al cuadro de enfermedades profesionales el cáncer de pulmón en trabajos expuestos a la inhalación de polvo de sílice.

Así, el Ejecutivo ha aprobado un Real Decreto que modifica otro anterior de noviembre de 2006, que aprueba el nuevo cuadro de enfermedades profesionales del sistema de la Seguridad Social y establece los criterios para su notificación y registro.

Según el Gobierno, las evidencias científicas han demostrado que el polvo respirable de sílice libre, que puede adoptar la forma cristalina, es susceptible de provocar cáncer de pulmón y, por este motivo, se procede a incluir como enfermedad profesional el cáncer de pulmón en trabajos expuestos a la inhalación de polvo de sílice libre.

En su proceso de tramitación, este Real Decreto ha sido informado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y por la Comisión Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo. Además, se ha sometido al trámite de audiencia e información pública mediante su publicación en la web del Ministerio de Empleo y Seguridad Social y de audiencia directa a los agentes sociales.

Hola de nuevo

Queridos amigos, tras una pausa de mas de un mes, mi corazon tuvo que ser reparado, vuelvo con vosotros . Seguiremos comentando algunas noticias médicas de interés especialmente en las especialidades de Medicina Interna y aparato Respiratorio

Agradezco desde aqui todas las muestras de afecto y ánimo recibidas durante estos dias tanto por las redes sociales  como por teléfono o incluso visitas recibidas en el hospital o en el domicilio

Volviendo a temas de interés en medicina

Posible nuevo biomarcador para el diagnóstico precoz del cáncer de pulmón

Investigadores de la Universidad de Kitasato, Japón, revelan que los niveles de la proteína 4 asociada al citoesqueleto (CKAP4) en la sangre de pacientes con cáncer de pulmón son significativamente más elevados que en individuos sanos.
En un estudio publicado en el American Journal of Pathology, han determinado que los niveles de CKAP4 ya están elevados en la sangre de pacientes con enfermedad en estadio I, lo que convierta a esta proteína en un posible biomarcador no invasivo que podría cambiar las prácticas actuales en el diagnóstico y tratamiento de algunos tipos de cáncer de pulmón, incluyendo los no microcíticos.
“La identificación de pacientes en una etapa temprana de cáncer cuando puede tratarse quirúrgicamente es extremadamente importante para mejorar el pronóstico”, ha explicado Yuichi Sato, el principal autor del estudio.
Los biomarcadores actuales para el cáncer de pulmón “no son lo suficientemente sensibles” como para detectar tumores tempranos, de acuerdo con otro de los investigadores, Ryo Nagashio, de ahí que “sea tan relevante este estudio”, ha remarcado.

Las mascarillas faciales pueden no proteger contra la contaminación ambiental

Las mascarillas faciales pueden no proteger contra la contaminación ambiental, según ha sugerido un estudio realizado por investigadores del Instituto de Medicina del Trabajo en Edimburgo, Reino Unido, publicado en Occupational & Environmental Medicine.

Según los resultados del trabajo, aunque una mascarilla puede filtrar pequeñas partículas, el tamaño y la forma de la cara, así como el movimiento, pueden provocar fugas de hasta el 68% de las mismas. Además, incluso cuando la eficacia de filtración de la máscara es alta, y se adapta a la persona, puede dejar de ajustarse a medida que la persona realiza sus actividades diarias como, por ejemplo, caminar o hablar.

Aunque las mascarillas vendidas para su uso en puestos de trabajo suelen cumplir estándares rigurosos, hay pocos controles sobre las que se comercializan a la población general y pocos datos sobre si ofrece una adecuada protección contra la contaminación ambiental.

A esta conclusión han llegado tras comparar nueve tipos de mascarillas diferentes que afirmaban proteger contra la contaminación de partículas finas conocida como PM2.5, que incluye hollín, gotas u otras diámetro inferior a 2,5 micras. Estas pequeñas partículas se encuentran en los humos de los vehículos y de las fábricas y pueden penetrar profundamente en los pulmones y, desde allí, ingresar al torrente sanguíneo.

Los investigadores primero probaron la eficiencia de filtración de cada máscara en 10 voluntarios que estuvieron expuestos a los gases de los motores diesel en un laboratorio mientras realizaban tareas tales como hablar, sentarse, pararse, inclinarse y caminar en el lugar.

En las pruebas de filtración, la penetración media de partículas y carbono varió de 0,26% a 29%, dependiendo del material de la máscara. En los voluntarios, la fuga media alrededor de los bordes de la máscara varió del 3% al 68% durante las tareas sedentarias y del 7 al 66% en las tareas activas. Solo una máscara tenía una fuga por debajo del 10% en las pruebas activas y sedentarias.

“Si es importante que usted o su familia se protejan con máscaras, elija la mejor que pueda y busque una que se comercialice en los lugares de trabajo. No elijas la opción más barata, sino la que sea más eficaz”, concluyen los autores.

La SEPAR alerta del riesgo de enfermedades respiratorias asociado al consumo regular de marihuana

La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) alerta del riesgo del consumo regular de marihuana, tanto a dosis altas como moderadas, ya que puede favorecer la aparición de enfermedades respiratorias o el desarrollo de cáncer de pulmón.

En un artículo publicado en Archivos de Bronconeumología, esta sociedad científica ha llevado a cabo una revisión de la literatura médica disponible para recopilar los principales efectos perjudiciales para la salud respiratoria del consumo de esta sustancia.

“El daño que puede ocasionar el consumo de marihuana sobre el aparato respiratorio merece un profundo análisis, no solo por las implicaciones sanitarias derivadas de la elevada prevalencia de consumo ilegal, sino porque se propone actualmente su uso medicinal y recreativo en varios países”, según el presidente electo de SEPAR, Carlos Jiménez Ruiz, uno de los firmantes de este artículo especial.

Por un lado, se han descrito casos de otras patologías respiratorias como la enfermedad bullosa, enfisema, neumotórax o neumomediastino relacionados con el consumo de marihuana en pacientes jóvenes.

Asimismo, la inhalación de marihuana también se ha asociado a un aumento de síntomas respiratorios como tos, disnea y esputo, así como a un empeoramiento del asma en los fumadores habituales de marihuana, con o sin el uso de tabaco concomitante, en comparación con no fumadores.

También se ha relacionado con ronquera y faringitis y se ha visto que los usuarios de marihuana acuden con mayor frecuencia a los servicios de urgencias, al presentar alguno de estos síntomas respiratorios, especialmente en el caso de pacientes asmáticos.

En cambio, los estudios que se han efectuado sobre la repercusión de la marihuana sobre la función pulmonar y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica no aportan evidencias contundentes.

En el estudio los autores recuerdan que la marihuana es la droga ilícita más consumida en el mundo, con entre 120 y 150 millones de usuarios equivalentes a entre un 2,6 y 5% de la población adulta.

Aunque los componentes del humo por la combustión de esta sustancia son similares a los producidos por la combustión del tabaco, difieren en la sustancia psicoactiva y en la práctica de fumar.

A diferencia del tabaco, se fuma mediante bocanadas más largas y de mayor volumen de inhalación, conteniendo la inspiración por varios segundos. Por lo tanto, los fumadores de marihuana retienen cantidades de alquitrán y monóxido de carbono (CO) entre 3 y 5 veces mayores respectivamente que al fumar tabaco.

Puesto que la marihuana generalmente se fuma sin filtro, la concentración de partículas en las vías aéreas es cuatro veces mayor que al fumar tabaco y la forma de fumar genera temperaturas más altas modificando procesos bioquímicos y la producción de numerosas sustancias.

Además, cuando se mezclan cánnabis y tabaco aumenta la oferta de THC (molécula lipofílica con una rápida absorción en el pulmón, rápida llegada a la sangre y responsable de los efectos psicotrópicos de la marihuana), con mayores efectos psicoactivos si se compara a fumar solo cánnabis, señalan los autores del estudio.

Urge decir la verdad sobre el Tabaco

La Asociación Europea de Salud Pública (EUPHA) ha escrito a las compañías tabacaleras British American Tobacco y Philip Morris International y les ha pedido que “tomen medidas para decir la verdad sobre el tabaco” a los consumidores en Europa.

Se produce solo unos meses después de que las principales compañías tabacaleras estadounidenses publicaran “declaraciones correctivas” ordenadas por la corte que describían los riesgos para la salud que representa el tabaco. La publicación de las declaraciones, que comenzó el 26 de noviembre de 2017, siguió a una demanda presentada por el Departamento de Justicia de EE. UU. En 1999. El Tribunal Federal había ordenado a las compañías tabacaleras que implementaran estos anuncios de declaraciones correctivas en 2006, pero las publicaciones no año. En el momento de la publicación de las declaraciones, la Organización Mundial de la Salud describió el movimiento como una “gran victoria” para los esfuerzos de control del tabaco y dijo que las admisiones deberían “fortalecer la resolución global sobre el control del tabaco”.

EUPHA escribió a British American Tobacco y Philip Morris International este mes e instó a las empresas a comprometerse a publicar las mismas declaraciones correctivas en los medios de comunicación europeos. La EUPHA destacó la carga de fumar y dijo que cree que los ciudadanos de Europa tienen el mismo derecho a que se les comuniquen estos hechos.

Dejar de fumar No es imposible. Consute Nuestros programas de Deshabituacion Tabáquica personalizados, Solicite Consulta Tfo 985130506

El tabaquismo se relaciona con un mayor riesgo de pérdida de audición

Fumar se asocia con un mayor riesgo de pérdida auditiva, según un estudio de más de 50.000 participantes seguidos durante ocho años publicado en Nicotine & Tobacco Research. Analizaron los datos de los controles anuales de salud, que incluyeron pruebas de audio realizadas por un técnico y un cuestionario de estilo de vida relacionado con la salud completado por cada participante.

Examinaron los efectos del tabaquismo (actual, anterior y nunca había fumado), la cantidad de cigarrillos fumados por día y la duración del abandono del hábito de fumar en la extensión de la pérdida auditiva. Incluso, después de ajustar los factores que incluyen la exposición al ruido ocupacional, los científicos notaron un incremento del riesgo de pérdida auditiva de 1,2 a 1,6 entre los fumadores actuales en comparación con los que nunca habían fumado.

Aunque la asociación entre el tabaquismo y la pérdida de audición de alta frecuencia fue más fuerte que la de la pérdida de audición de baja frecuencia, el riesgo de pérdida de audición de alta y baja frecuencia aumentó con el consumo de cigarrillos. El mayor riesgo de pérdida auditiva disminuyó dentro de los cinco años posteriores a dejar de fumar.

“Con un tamaño de muestra grande, un largo periodo de seguimiento y una evaluación objetiva de la pérdida auditiva, nuestro estudio proporciona evidencia sólida de que fumar es un factor de riesgo independiente de pérdida auditiva”, afirma el autor principal del estudio, Huanhuan Hu, del Centro Nacional de Medicina y Salud Global en Japón.

“Estos resultados proporcionan evidencia sólida para respaldar que el tabaquismo es un factor causal de la pérdida auditiva y enfatizan la necesidad del control del tabaco para prevenir o retrasar el desarrollo de la pérdida auditiva”, concluye.

Congreso ASTURPAR

La Sociedad Asturiana de Patología Respiratoria celebró durante los dias 8 y 9 de este mes de Marzo  su XXIII Congreso celebrado en el Palacio de exposiciones y congresos de Oviedo. Con una asistencia casi masiva de casi todos sus miembros, quienes seguimos fieles a las diferentes convocatorias, al igual que a las reuniones entre congresos, se discutieron diferentes temas de actualidad dentro de la patología rrspiratoria.

epoc1La primera tarde como es preceptivo, se presentaron las comunicaciones realizadas en su mayor parte por médicos en su etapa de formacion académica y hospitalaria, médicos residentes de la especialidad de los diferentes hospitales de la comunidad, este esfuerzo de preparar un trabajo, a veces casuistica de casos clinicos, otras estudios de investigacion de temas puntuales, etc. les sirve como méritos en su curriculum vitae y carrera profesional. Se comunicaron 32 trabajos en exposiciones breves resumidas de unos diez minutos cada uno y donde luego se establece un coloquio entre los asistentes, el trabajo galardonado con el primer premio a la mejor comunicación emitido por el comité científico de la sociedad fue para Influencia de la infeccion vírica en los ingresos hospitalarios por agudizacion de EPOC. realizado por médicos del HUCA. Durante el congreso se celebró un curso teórico práctico dirigido a enfermería (D.U. E) sobre Ventilación mecánica no invasiva.

La parte central del congreso repartida entre los dos dias se dedicó a la patologia pleural, donde el Dr.  Fco. Julian López González del HUCA disertó sobre novedades y actualización diagnóstica y terapéutica, datos de interés fueron los aportados por el ponente sobre la Ecografia y su registro en video a la hora de hacer drenajes o tomar biopsias. Igualmente de interés resultaros las novedosas técnicas de tunelización para la realizacion de evacuaciones en domicilio, en pacientes con derrames recidivante como los motivados por metástasis en el contexto de tumores como pulmón, mama, propia pleura etc.asturpar

Otro tema que se abordó fue el de la triple terapia LABA+ LAMA+ CI  en el tratamieno de la  EPOC sobre todo en el fenotipo mixto (Bronquitis más enfisema) Se habló de usar menores dosis de CI ( corticoides inhalados) y en ese sentido la beclometasona microaerosolizada practicamente nebulizada tiene interés, por su formulación y por su dosis , su asociacion con formoterol un broncodilatador de media larga duracion y el glicopirronio en el mismo producto  (Trimbow) resulta una  primicia en el mercado  y tendrá su espacio en la práctica diaria.

Por último el Viernes tarde tuvo lugar una mesa redonda sobre el abordaje multidisciplinar de la enfermedad pulmonar Intersticial difusa.  La clinica, la radiologia, el diagnostico broncoscópico y los hallazgos de la anatomia patologica en estas enfermedades  a cargo de diferentes ponentes todos ellos foráneos,  ocupó  la tarde.

El congreso de ASTURPAR una vez más fue provechoso y útil , actualizaciones en temas importantes de la especialidad de Neumologia son bien venidos, sin duda nuestros pacientes serán los primeros en poderlo constatarlo.

El Dr. Dámaso Escribano atiende pacientes con estos problemas respiratorios en su consulta. Solicite fecha y hora Tfo. 610996887

Los años con obesidad son un factor de riesgo específico de enfermedad cardiovascular

Investigadores de la Universidad Johns Hopkins, Estados Unidos, han descubierto que los años vividos con obesidad son un factor de riesgo específico de enfermedad cardiovascular, de modo que quienes llevan más tiempo con exceso de peso tienen más riesgo de daño cardiaco que quienes tienen un historial más corto.

Así se desprende de los resultados de un análisis de más de 9.000 personas cuyos resultados se publican en Clinical Chemistry,  que apunta a la necesidad de mantener un peso saludable el mayor tiempo posible para mantener un corazón sano y minimizar el daño a medida que pasan los años.

La investigación partió de un trabajo previo publicado en 2014 que reveló que el exceso de peso se asociaba a un daño cardiaco silente que, no obstante, podía detectarse mediante niveles elevados de la proteína troponina T, por encima de 14 ng por litro. Sin embargo, en ese momento no se evaluó el impacto del sobrepeso prolongado.

Para ello, en este nuevo estudio utilizaron datos de 9.062 participantes reclutados entre 1987 y 1989, que se sometieron a cuatro revisiones hasta 1998 para evaluar su índice de masa corporal (IMC), los antecedentes de enfermedad cardiaca y los niveles de troponina de alta sensibilidad en la sangre.

Asimismo, también informaron del peso que tenían a los 25 años para conocer la evolución durante toda la edad adulta, ya que la edad media en el momento de la última revisión eran 63 años.

De este modo, casi el 23% de los participantes tuvo un aumento del IMC desde la primera a la cuarta visita. En cambio, solo alrededor del 5% mostró una disminución del IMC mientras que el 72% permaneció igual.

En la cuarta visita 3.748 participantes tenían sobrepeso y 3.184 eran obesos.

Por otro lado, en la cuarta visita casi el 7% de los participantes, o 623 personas, tenían unos niveles más elevados de troponina T, por encima de los 14 ng por litro.

Entre aquellos que aumentaron su IMC hasta el rango de sobrepeso u obesidad en la cuarta visita, se observó que tenían 1,5 más probabilidades de tener niveles elevados de troponina, lo que puede indicar un daño cardiaco oculto.

Posteriormente los expertos analizaron el IMC al comienzo y al final del período de estudio junto con los niveles de troponina T de los participantes. Y aquellas personas que eran obesas tanto en la primera como en la cuarta visita tenían el doble de probabilidades de tener niveles elevados de troponina T, en comparación con quienes mantuvieron su peso normal.

Aquellos con obesidad tanto en la cuarta visita como a los 25 años tenían casi cuatro veces más probabilidades de tener niveles elevados de troponina T.

En una escala de cero a 50 años, los investigadores midieron el número de años que cada persona pasó siendo obeso, y por cada 10 años que una persona tenía un IMC de más de 30 su riesgo de tener la troponina T elevada aumentaba 1,25 veces, incluso después de tener en cuenta otros factores de riesgo cardiovasculares como la hipertensión, la diabetes o la enfermedad renal.

El mal control del asma puede suponer un coste de más de 1.700 euros al año al sistema sanitario

El mal control del asma supone un enorme impacto sobre el sistema sanitario español, con un coste medio anual de 1.726 euros, según han señalado los especialistas en neumología Javier Cruz, Francisco Javier Callejas y Marta Palop, que han participado en la XXII edición de las Jornadas de Atención Primaria de la Sociedad Castellano-Manchega de Médicos Generales y de Familia (SEMG Castilla-La Mancha).

El asma junto con la EPOC presenta un importante infradiagnóstico, a pesar de que en el primer caso exista una prevalencia entre el 4 al 10%, según la zona de España; y el segundo en torno al 10%. Asimismo, la EPOC se diagnostica incorrectamente en más del 70% de los casos, y el asma en más del 50%.

Por ello que “es fundamental lograr el control de la patología tanto para controlar los síntomas como para prevenir el riesgo futuro, siendo un objetivo fundamental evitar las exacerbaciones”, según los citados especialistas.

La terapia inhalada y, en concreto, la técnica inhalatoria, supone una parte importante del manejo de estas dos enfermedades de la vía aérea. Los errores en la técnica se asocian a un mal control de la enfermedad, mayor tasa de exacerbaciones y baja adhesión al tratamiento, según explica Javier Cruz.

Durante su ponencia, titulada sobre errores críticos en terapia inhalada, ha explicado que las causas de estos errores se pueden englobar en tres categorías: el dispositivo, el paciente y el profesional sanitario.

La elección del dispositivo correcto según el perfil de paciente, las preferencias de éste y el grado de entrenamiento, instrucciones y revisiones que recibe por parte del personal sanitario, son algunas de las actuaciones a tener en cuenta a la hora de disminuir la tasa de error en la técnica inhalatoria.

“Lo primero e importante es que el personal sanitario esté formado en el uso de los distintos dispositivos, para luego transmitir al paciente mediante instrucciones verbales, escritas y demostraciones físicas, la correcta técnica inhalatoria”, ha añadido.

Marihuana y riesgo broncopulmonar

La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) alerta del riesgo del consumo regular de marihuana, tanto a dosis altas como moderadas, ya que puede favorecer la aparición de enfermedades respiratorias o el desarrollo de cáncer de pulmón.

En un artículo publicado en Archivos de Bronconeumología, esta sociedad científica ha llevado a cabo una revisión de la literatura médica disponible para recopilar los principales efectos perjudiciales para la salud respiratoria del consumo de esta sustancia.

“El daño que puede ocasionar el consumo de marihuana sobre el aparato respiratorio merece un profundo análisis, no solo por las implicaciones sanitarias derivadas de la elevada prevalencia de consumo ilegal, sino porque se propone actualmente su uso medicinal y recreativo en varios países”, según el presidente electo de SEPAR, Carlos Jiménez Ruiz, uno de los firmantes de este artículo especial.

Por un lado, se han descrito casos de otras patologías respiratorias como la enfermedad bullosa, enfisema, neumotórax o neumomediastino relacionados con el consumo de marihuana en pacientes jóvenes.

Asimismo, la inhalación de marihuana también se ha asociado a un aumento de síntomas respiratorios como tos, disnea y esputo, así como a un empeoramiento del asma en los fumadores habituales de marihuana, con o sin el uso de tabaco concomitante, en comparación con no fumadores.

También se ha relacionado con ronquera y faringitis y se ha visto que los usuarios de marihuana acuden con mayor frecuencia a los servicios de urgencias, al presentar alguno de estos síntomas respiratorios, especialmente en el caso de pacientes asmáticos.

En cambio, los estudios que se han efectuado sobre la repercusión de la marihuana sobre la función pulmonar y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica no aportan evidencias contundentes.

En el estudio los autores recuerdan que la marihuana es la droga ilícita más consumida en el mundo, con entre 120 y 150 millones de usuarios equivalentes a entre un 2,6 y 5% de la población adulta.

Aunque los componentes del humo por la combustión de esta sustancia son similares a los producidos por la combustión del tabaco, difieren en la sustancia psicoactiva y en la práctica de fumar.

A diferencia del tabaco, se fuma mediante bocanadas más largas y de mayor volumen de inhalación, conteniendo la inspiración por varios segundos. Por lo tanto, los fumadores de marihuana retienen cantidades de alquitrán y monóxido de carbono (CO) entre 3 y 5 veces mayores respectivamente que al fumar tabaco.

Puesto que la marihuana generalmente se fuma sin filtro, la concentración de partículas en las vías aéreas es cuatro veces mayor que al fumar tabaco y la forma de fumar genera temperaturas más altas modificando procesos bioquímicos y la producción de numerosas sustancias.

Además, cuando se mezclan cánnabis y tabaco aumenta la oferta de THC (molécula lipofílica con una rápida absorción en el pulmón, rápida llegada a la sangre y responsable de los efectos psicotrópicos de la marihuana), con mayores efectos psicoactivos si se compara a fumar solo cánnabis, señalan los autores del estudio.