Enfermedades pulmonares: artículos esenciales de octubre de 2017

Origen: Enfermedades pulmonares: artículos esenciales de octubre de 2017

Anuncios

Las enfermedades cardiovasculares aumentan el riesgo de muerte en personas con diabetes

Con motivo del Día Mundial del Corazón, celebrado el pasado 29 de septiembre, la Federación Española de Diabetes (FEDE) avisó que las enfermedades cardiovasculares están tras la mayor parte de las 25.000 muertes por diabetes que se producen al año en España.

Esto se debe a la existencia de diversos factores de riesgo que, en una parte importante de los casos de diabetes tipo 2, se incluyen dentro del denominado como síndrome metabólico, el cual hace referencia a la presencia conjunta de obesidad, alteraciones en los niveles de colesterol y triglicéridos e hipertensión.

Para lograr reducir la mortalidad en diabetes debida a enfermedades cardiovasculares es importante mantener bajo control, por el siguiente orden, los niveles de colesterol, la hipertensión y la hemoglobina glicada y que se puede lograr un buen pronóstico llevando a cabo una buena prevención primaria de los factores de riesgo, y una prevención secundaria de los mismos, aún más estricta, en los casos en los que ya se ha producido un evento cardiovascular.

En definitiva, prosigue, para reducir la mortalidad derivada de las enfermedades cardiovasculares en diabetes, es necesario abordar de forma multidisciplinar el tratamiento de la diabetes, teniendo en cuenta todos los parámetros y factores de riesgo que están en juego y no solo los más directamente relacionados con la patología, como los niveles de azúcar en sangre.

Esto puede ayudar a evitar o retrasar algunas de las enfermedades cardiovasculares que se dan con mayor frecuencia en pacientes con diabetes y que es posible distinguir entre las de carácter microvascular, como la nefropatía y la retinopatía diabética; así como las de carácter macrovascular, como los infartos de miocardio o las afecciones arteriales periféricas, que se derivan en complicaciones como el pie diabético.

Por todo esto, FEDE ha instado a las personas con diabetes a adoptar una serie de medidas para actuar sobre estos factores de riesgo basadas en tres pilares. En primer lugar, llevar un estilo de vida saludable basado en el ejercicio físico regular y una dieta equilibrada, evitando el tabaquismo y el consumo nocivo de alcohol.

Finalmente, se subraya la importancia de prestar atención a los posibles síntomas de un evento cardiovascular, que no siempre se muestran de la misma forma en hombres y mujeres y ante los cuales es necesaria una atención médica rápida. Y, finalmente, realizar revisiones periódicas, entre otras, de la tensión arterial y los niveles de colesterol y triglicéridos.

En la Consulta de Medicina Interna del Dr. Dámaso Escribano puede seguir las  revisiones oportunas de patologías como la Diabetes, la Hipertension arterial, la Hipercolesterolemia y en general el control de los factores de riesgo cardiovascular.

Solicite consulta llamando al tfo. 985130506 o al 610996887

Enfermedades pulmonares: artículos esenciales de octubre de 2017

Los 4 artículos esenciales sobre las enfermedades pulmonares de este mes, seleccionados entre 285 estudios revisados por expertos

1. Tiotropio mejoró la función pulmonar y redujo la frecuencia de las exacerbaciones durante 2 años en pacientes con EPOC leve o moderada. Ver a continuación nuestro resumen esencial del artículo publicado en N Engl J Med.

2. En este ensayo controlado aleatorizado, tezepelumab (AMG 157/MEDI9929) se asoció a un menor número de exacerbaciones en pacientes con asma no controlada de moderada a grave. Ver a continuación nuestro resumen esencial del artículo publicado en N Engl J Med.

3. Una combinación de furoato de fluticasona y vilanterol por vía inhalatoria una vez al día fue 2 veces superior al tratamiento habitual del asma en este ensayo clínico en el mundo real. Ver a continuación nuestro resumen esencial del artículo publicado en Lancet.

4. La notificación de reacciones adversas neuropsiquiátricas es sustancialmente más probable con montelukast que con otros fármacos. En el caso de las pesadillas, el valor fue casi 80 en niños y adolescentes. Los responsables de la prescripción deben estar alerta para detectar signos de angitis granulomatosa alérgica. Ver a continuación nuestro resumen esencial del artículo publicado en Pharma Res Per.

Sanidad reta a los jóvenes a acabar con el tabaco en su nueva campaña

El 31,4% de los estudiantes de entre 14 y 18 años ha fumado en el último año, y la edad de inicio del consumo de tabaco es 13,9 años. Sin embargo, “sois la generación de los retos, y la única que puede acabar con el tabaco”, recuerda el Ministerio de Sanidad en su última campaña para prevenir el inicio de consumo de tabaco.

El objetivo de la campaña es promover actitudes de vida saludable en jóvenes, proporcionando herramientas para prevenir el inicio del consumo de tabaco y para favorecer el abandono. Los más jóvenes “son la generación del futuro y fumar les marca para toda la vida”, ya que cuanto antes se empieza a fumar, antes se contrae un mayor riesgo de enfermedades oncológicas, cardiovasculares o respiratorias, entre otras.

 La campaña que se enmarca en la iniciativa #NonSmoking Challenge, que puede seguirse en la web Non Smoking Challenge -donde los jóvenes podrán comprobar los beneficios de dejar de fumar a lo largo del tiempo-, encierra objetivos específicos, como el fomentar una imagen positiva para los jóvenes alejados del consumo de tabaco y de los productos relacionados y eliminar falsos mitos o creencias asociadas a su consumo.

“El tabaquismo constituye el principal problema de salud pública prevenible en los países desarrollados, siendo la primera causa de mortalidad y morbilidad evitables en nuestro país y el resto de países de nuestro entorno. Y son los jóvenes los que tienen en sus manos acabar con el tabaquismo, como subraya la campaña”, señalan desde Sanidad.

Tanto el consumo de tabaco como la exposición pasiva al humo ambiental de tabaco constituyen un factor determinante de numerosas patologías. En 2013, se produjeron en España 103.960 defunciones relacionadas con el tabaquismo, con una tasa de mortalidad ajustada por edad de 123,9 muertes por 100.000 habitantes. La prevalencia de consumo en nuestro país es aún elevada, con un 25% de fumadores actuales (diarios y ocasionales) de 15 y más años, mayor en hombres (30,4%) que en mujeres (20,5%).

La mortalidad por EPOC ha aumentado un 11% en el mundo en los últimos 25 años

La mortalidad por enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) ha crecido un 11,6% a escala mundial entre los años 1990 y 2015, mientras que las muertes por asma en el mismo periodo han caído un 26,7%.

Así se desprende de los resultados de un análisis publicado en The Lancet Respiratory, que muestran cómo, aunque el asma sigue siendo la enfermedad respiratoria más prevalente, la EPOC es más mortal, ya que causa hasta ocho veces más muertes, según la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR).

El trabajo, financiado por la Fundación Bill & Melinda Gates, se ha realizado a partir del estudio sobre la carga mundial de enfermedades 2015, que sitúa a la EPOC como la cuarta causa de muerte en el mundo, por detrás de la cardiopatía isquémica, el cáncer y la neumonía.

Según datos de 2015, la EPOC causa la muerte de 3,6 millones de personas en todo el mundo, mientras que el asma provocó 400.000 defunciones. Además, la prevalencia de ambas enfermedades ha crecido desde 1990, un 44,2% en el caso de la EPOC y un 12,6% en el del asma.

“Los números de casos absolutos en todo el mundo han aumentado porque hay más población y a su vez más población envejecida, pero cuando evaluamos la tendencia epidemiológica de ambas enfermedades por tasas de edad estandarizadas, vemos que en realidad se han vuelto menos comunes y menos mortales desde 1990”, según Joan Soriano, epidemiólogo y primer firmante de este estudio.

En España la tendencia es similar, ya que el número de fallecidos por enfermedades del sistema respiratorio se incrementó un 18,3% en 2015, hasta situarse con una tasa de 111,7 muertes por cada 100.000 habitantes, Y aunque la más prevalente es el asma, con 3,1 millones de afectados, la EPOC tiene ya 2,9 millones de pacientes.

Entre las enfermedades respiratorias más prevalentes están el asma, que afecta a más de 3,1 millones de españoles, y la EPOC que afecta a 2,9 millones.

Los principales factores de riesgo que conducen al desarrollo y progresión de la EPOC son el tabaquismo y la contaminación del aire, a los que cabe añadir el uso de combustibles como madera o carbón en interiores para cocinar o calentar el hogar en el caso de los países más desfavorecidos, mientras que las causas del asma son más variadas, con pólenes, alérgenos animales, exposiciones ocupacionales, y hongos, aunque también contribuyen el tabaquismo activo o pasivo y la exposición a ciertos alérgenos en interiores o en la naturaleza.

“Es crucial que las personas expuestas a estos factores de riesgo acudan a un neumólogo y se sometan a una evaluación de la función pulmonar, pues tanto la EPOC como el asma se pueden diagnosticar con una espirometría y son tratables”, según Soriano.

En el caso de la EPOC, ha apuntado este experto, el diagnóstico es vital para controlar la enfermedad, porque el daño que se va produciendo en el tejido pulmonar “llega a ser irreversible y se añade al proceso natural del envejecimiento”.

De hecho, ambas enfermedades son una importante causa de discapacidad, ya que en 2015 la EPOC causó el 2,6% de los años de vida ajustados o perdidos por discapacidad (AVAD), mientras que el asma se asoció al 1,1%.

En España diversos estudios apuntan que hasta el 73% de los pacientes que sufren EPOC están sin diagnosticar y, aunque el asma sea menos mortal, los neumólogos destacan que no se debe restar importancia a las crisis asmáticas puesto que cerca de un 2% de los ingresos en hospitales españoles están producidos por crisis asmáticas y el 80% son evitables, ya que se deben a un mal control del asma

En nuestra consulta atendemos pacientes con EPOC y Asma.

Solicita fecha y hora. Dr. Dámaso Escribano Tfo 985130506 y 610996887

Asma y Vitamina D

Tomar suplementos orales de vitamina D, además de la medicación habitual para el asma, podría reducir a la mitad el riesgo de ataques de asma que requieren asistencia hospitalaria, según una investigación de la Universidad Queen Mary de Londres , Reino Unido.
El asma afecta a más de 300 millones de personas en todo el mundo y se estima que causa casi 400.000 muertes al año. Las muertes por asma surgen principalmente durante las exacerbaciones, que son comúnmente desencadenadas por infecciones respiratorias superiores.
Se piensa que la vitamina D protege contra estos ataques aumentando respuestas inmunitarias a los virus respiratorios y amortiguando la inflamación de las vías aéreas. El nuevo estudio, financiado por el Instituto Nacional de Investigación en Salud y publicado en The Lancet Respiratory Medicine , recogió y analizó los datos individuales de 955 participantes en siete ensayos controlados aleatorios, que probaron el uso de suplementos de vitamina D.
En general, los investigadores encontraron que la suplementación de vitamina D dio lugar a una reducción del 30% en la tasa de ataques de asma que requieren tratamiento con tabletas o inyecciones de esteroides, de 0,43 eventos por persona al año a 0,30, y una reducción del 50% en el riesgo de sufrir por lo menos un ataque de asma que requiriera asistencia y/u hospitalización en los servicios de urgencias, del 6% de las personas que sufren un evento de este tipo al 3%.
La suplementación con vitamina D resultó ser segura a las dosis administradas. No se observaron casos de niveles excesivamente altos de calcio ni cálculos renales y los eventos adversos graves se distribuyeron uniformemente entre los participantes que tomaron vitamina D y los que recibieron placebo.
El investigador principal, Adrian Martineau, apunta que “estos resultados se suman a la creciente evidencia de que la vitamina D puede respaldar la función inmune, así como la salud ósea. En promedio, tres personas en Reino Unido mueren de ataques de asma todos los días. Tomar vitamina D es seguro y relativamente barato, por lo que la suplementación representa una estrategia potencialmente costo-efectiva para reducir este problema
El uso de datos individuales de los participantes del equipo también les permitió preguntarse hasta qué punto diferentes grupos responden a la suplementación con vitamina D, con más detalle que los estudios anteriores. En particular, detectaron que la suplementación con vitamina D tenía un efecto protector fuerte y estadísticamente significativo en los participantes que presentaban bajos niveles de vitamina D al inicio. Estos participantes vieron una reducción del 55% en la tasa de exacerbaciones de asma que requieren tratamiento con tabletas o inyecciones de esteroides, de 0,42 eventos por persona por año a 0,19.
Sin embargo, debido a un número relativamente pequeño de pacientes dentro de los subgrupos, los investigadores advierten que no encontraron evidencia definitiva para demostrar que los efectos de la suplementación con vitamina D difieren según el estado basal de la vitamina D.

¿Qué es el Asma ?

El asma es una inflamación de los bronquios que hace que éstos se obstruyan y por lo tanto dificulta el paso del aire necesario para respirar.

Esta obstrucción puede ser mayor o menor en función de una gran variedad de estímulos ambientales. Por eso, los enfermos de asma pueden ver variar el grado de su enfermedad de un día para otro o incluso a lo largo de un mismo día.

El asma puede aparecer en la infancia, permanecer largos años en silencio y, coincidiendo con algún factor desencadenante, volver a dar síntomas.
Los factores que pueden desencadenar o empeorar el asma son:
  • La Inhalación de sustancias alérgicas como polen, ácaros del polvo, hongos, pelos de animales (sobre todo gato y perro).
  • Medicamentos como la aspirina y sus derivados antiinflamatorios.
  • Sustancias irritantes como el humo del tabaco, la polución ambiental, productos de limpieza, lacas…

¿Se puede curar el asma?

El asma es una enfermedad crónica que no tiene curación, pero sí tratamientos que permiten al paciente recuperar su calidad de vida.
El objetivo del tratamiento es conseguir el control de la enfermedad evitando los síntomas y las crisis en el menor tiempo posible, con los menores efectos secundarios y con la menor dosis de medicación.
Existen dos grandes grupos de medicamentos para el asma:
  • Antiinflamatorios: Son los más importantes, su función es eliminar o reducir la inflamación de los bronquios. Los más utilizados son los corticoides.
  • Broncodilatadores: Actúan dilatando y abriendo el bronquio. Los de acción corta se usan como medicación de alivio y los de acción prolongada se utilizan de forma pautada junto con los corticoides.
También es importante evitar el contacto con los alérgenos desencadenantes del asma con medidas tan sencillas como usar fundas antiácaros, reducir la humedad, retirar alfombras y moquetas, evitar peluches y libros en el dormitorio…
¿Cómo saber si tengo asma?
Debido a la inflamación de los bronquios se produce un moco viscoso y espeso que se expectora con dificultad. Al mismo tiempo, la obstrucción de los bronquios hace que el aire quede atrapado en los pulmones y se produzca una sensación de ahogo característica. También, el aumento de sensibilidad del epitelio bronquial, que llamamos hiperreactividad, hace que con un poco de ejercicio, aire frío, algunos olores o con las infecciones (víricas o bacterianas), se cierren los bronquios y aparezcan las sibilancias (pitos en el pecho).
Otros síntomas son la tos persistente, frecuentemente seca, irritativa y normalmente de noche, y las molestias nasales como picor, estornudos, taponamiento, etc.
¿Cómo se diagnostica el asma?
La prueba más común y fiable para el diagnóstico de asma es la espirometría que mide la capacidad pulmonar mediante el volumen de aire de una espiración. Si existe obstrucción de los bronquios, la espirometría la constata y determina su intensidad.
Otra prueba complementaria es la medición de la variabilidad del flujo máximo. Se trata de medir cada día la capacidad pulmonar del paciente y estudiar las variaciones. Se realiza en casa mediante un pequeño aparato portátil.
Para estudiar la sensibilidad alérgica, la prueba más utilizada es el prick test en la que se inocula una pequeña cantidad de una sustancia alérgica en la cara anterior del antebrazo para medir el grado de afección.
¿Asma y rinitis son lo mismo?
Asma y rinitis son dos enfermedades distintas y, aunque a menudo están relacionadas, requieren tratamientos específicos.
La Rinitis es una inflamación de la mucosa nasal cuyos principales síntomas son: obstrucción nasal, secreción de moco y líquido nasal, estornudos repetidos y prurito o picor en los orificios nasales, los oídos y los ojos. Todos estos síntomas son factores de riesgo para provocar asma, por eso el tratamiento óptimo de la rinitis ayuda a la prevención del asma o a mejorar el asma.
La rinitis puede ser alérgica (debida a una reacción alérgica) o no alérgica (no está producida por alergia ni otra causa conocida). También existe la rinitis infecciosa que no es más que un catarro provocado por un virus.
La rinitis es una enfermedad muy frecuente que en España, afecta a un 20% de la población mientras que el asma afecta a entre un 5 y un 7% de la población.
En la Consulta del Dr. D. Escribano realizamos diagnosticos de Asma , tipo, cronicidad, persistencia, intermitencia, alergia etc.  Igualmente seguimos a pacientes con asma para su eficaz control, asi mismo actualizamos  y adecuamos los mejores tratamientos
Solicite consulta en los teléfonos 985130506 ó 610996887

EPOC . Fenotipos y Tratamiento

La EPOC es una enfermedad que puede manifestarse de diferentes maneras y que no todas responden por igual al tratamiento. La identificación de un fenotipo predominante en EPOC puede ayudar a guiar la mejor opción terapéutica para cada paciente”, asegura el Dr. Francisco de Borja García -Cosío, miembro de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) y autor principal del estudio ‘Distribution and Outcomes of a Phenotype-Based Approach to Guide COPD Management: Results from the Chain Cohort’ publicado recientemente en la revista científica norteamericana Plos One. “El objetivo principal de la investigación desarrollada ha sido determinar la distribución de los fenotipos de la EPOC, con el fin de establecer su relación con los resultados clínicos registrados durante un período de tiempo de un año”, explica. La Guía Española de la EPOC (GesEPOC) recomienda el tratamiento de la EPOC en base a cuatro fenotipos clínicos: el fenotipo no agudizador (ya sea con bronquitis crónica o enfisema), el síndrome mixto de EPOC-Asma (ACOS), el fenotipo agudizador con enfisema y el fenotipo agudizador con bronquitis crónica. A pesar de dicha diferenciación, la distribución y los resultados clínicos de los cuatro fenotipos todavía no habían sido abordados en profundidad en la literatura científica.

Este estudio fue desarrollado enbuna cohorte de 831 pacientes con EPOC que fueron clasificados según los tipos de fenotipos de la enfermedad. La mayoría de los pacientes fueron clasificados dentro del fenotipo no agudizador (66,2%), un 15% respondían al síndrome mixto de EPOC-Asma (ACOS) y el 18,8% restante fueron fenotipos agudizadores.

La distribución de los fenotipos en base a la edad y al género demuestra un incremento significativo en el fenotipo de tipo agudizador especialmente en mujeres.

La EPOC es una enfermedad heterogénea que se caracteriza por una obstrucción de las vías respiratorias. Las exacerbaciones y comorbilidades, entre otros factores clínicos, pueden contribuir  negativamente en el nivel de gravedad de esta patología respiratoria.

“ Existe una distribución desigual de los fenotipos de la EPOC en pacientes con EPOC estable. Estas significativas diferencias se observan principalmente en los datos demográficos, los resultados centrados en el paciente y en el uso de los recursos sanitarios”, afirma el Dr. García- Cosío. ”

La identificación de los fenotipos supone una ayuda relevantepara los neumólogos ya que puede contribuir en la mejora de los tratamientos individualizados, específicos y adaptados a cada tipología de EPOC.

Esta novedosa clasificación cuenta con el consenso de expertos que se han basado en la revisión de la literatura científica y la experiencia clínica. Sin embargo , actualmente el enfoque más extendido es el que se basa en la función pulmonar,los síntomas y las exacerbaciones.

Nuevos tratamientos en la EPOC

Una nueva revisión Cochrane ha determinado que una combinación de beta-agonistas de acción prolongada (LABA) y antagonistas muscarínicos de acción prolongada (LAMA) consigue mayores mejorias en pacientes con EPOC en comparación con las combinaciones de LABA y corticoides inhalados (ICS).La revisión sistemática y metaanálisis de 11 estudios con 9.839 pacientes con EPOC reveló que el número de personas que experimentaban exacerbaciones se redujo más significativamente con LAMA + LABA. La tasa de exacerbación anual fue de 3.59 / año con LAMA + LABA y 4.03 / año con LABA + ICS.

LAMA + LABA se asoció con mejoras significativamente mayores en el VEF1, a la vez que redujo el número de episodios de neumonía. LAMA + LABA mejoró en el cambio de puntuación total de St. George’s Respiratory Questionnaire (SGRQ) desde la línea de base, aunque la diferencia no fue significativa. También se observó una disminución no significativa de los eventos adversos graves. No se observó ninguna diferencia en relación con la mortalidad por todas las causas.

Las pautas GOLD anteriores han recomendado el uso de LABA + ICS como tratamiento de primera línea para el manejo de la EPOC estable en pacientes de alto riesgo en la categoría C o D. Sin embargo, los resultados de esta revisión apoyan la actualización GOLD 2017 que recomienda LAMA + LABA sobre LABA + ICS en este grupo de pacientes.