Dispositivos de luz ultravioleta y Ozono contra el covid. Sus riesgos

El Ministerio de Sanidad ha publicado una nota sobre el uso de productos que utilizan radiaciones ultravioleta-C para la desinfección del nuevo coronavirus en el aire o en superficies, en la que advierte de que pueden causar daños oculares, daños en la piel o irritación de las vías respiratorias.

Asimismo, el departamento que dirige Salvador Illa ha informado de que la evidencia científica disponible hasta la fecha sugiere que, aunque pueden reducir la población de virus en una superficie, se desconoce si esa reducción es suficiente para lograr una desinfección óptima.

“Implican riesgos para la salud”, avisa Sanidad, para recomendar utilizarlos de forma controlada y que siempre lleven a cabo esta tarea profesionales cualificados para la misma y equipados adecuadamente para minimizar el riesgo de exposición.

Según la Comisión Internacional de la Iluminación el uso de la radiación UV germicida es una intervención ambiental importante que puede reducir tanto la propagación por contacto como la transmisión de agentes infecciosos a través del aire. Sin embargo, una utilización inadecuada puede provocar problemas para la salud y la seguridad de las personas, así como una desinfección insuficiente de los agentes infecciosos.

Por ello, el Ministerio de Sanidad desaconseja utilizar estos productos en los hogares y nunca utilizarlos para desinfectarse la piel, “a menos que esté clínicamente justificado”. Asimismo, ha recordado que los equipos y productos que utilizan la radiación UV-C se comercializan desde hace cierto tiempo, pero hasta la presentación de esta pandemia “no se ha detectado una demanda para establecer un uso seguro y eficaz”.

Con el objetivo de establecer unos requisitos mínimos de seguridad aplicables a estos equipos y dispositivos, la Asociación Española de Normalización (UNE) junto con la Asociación Española de Fabricantes de Iluminación (ANFALUM) y la colaboración del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y el Ministerio de Sanidad, han desarrollado la Especificación UNE 0068 (junio 2020) “Requisitos de seguridad para aparatos UV-C utilizados para la desinfección de aire de locales y superficies”.

“Dado que la radiación UV ha sido identificada como potencialmente cancerígena, deben adoptarse medidas de protección para reducir al mínimo ese riesgo. En el uso normal, las fuentes de rayos ultravioleta seguras que se fijan en conductos de recirculación de aire o las que se utilizan para la desinfección del agua no deben suponer un riesgo de exposición para las personas”, explica Sanidad.

Añade que cuando se trabaja en una zona de irradiación UV, los trabajadores deben llevar equipo de protección personal como ropa industrial (por ejemplo, telas pesadas) y una pantalla facial industrial. Los respiradores de cara completa y la protección de las manos con guantes desechables también proporcionan protección contra la radiación UV.

Finalmente, el ministerio ha avisado de que las radiaciones UV-C no se pueden aplicar en presencia de las personas, ni en los hogares, y recuerda que la medida más eficaz para prevenir infecciones son el lavado de manos, las mascarillas, la distancia social, la limpieza con detergentes y desinfectantes, y la aplicación de biocidas autorizados por Sanidad.

Descubren cómo los ácaros del polvo provocan alergia

Investigadores de la Escuela de Salud Pública Bloomberg de la Universidad Johns Hopkins (Estados Unidos) han identificado la secuencia de eventos moleculares mediante la cual los ácaros del polvo doméstico provocan asma y rinitis alérgica.

Los investigadores, cuyo estudio se publica en Nature Immunology, encontraron que las moléculas desencadenantes de alergias de los ácaros del polvo pueden interactuar con una proteína inmune llamada SAA1, que es mejor conocida como un centinela contra las bacterias y otros agentes infecciosos. Han comprobado paso a paso cómo esta interacción entre las moléculas de los ácaros y SAA1 desencadena una respuesta inmunitaria de tipo alérgico en ratones.

Los hallazgos revelan lo que puede ser una nueva vía significativa por la cual surgen trastornos alérgicos e inflamatorios. También sugieren que bloquear la vía podría funcionar como una estrategia preventiva o de tratamiento contra el asma y otras reacciones alérgicas.

“Creemos que las interacciones de señalización que ocurren inmediatamente después de la activación de SAA1 por las proteínas de los ácaros pueden ser buenos objetivos para futuros medicamentos”, explica la autora principal del estudio, Marsha Wills-Karp.

El estudio se centró en SAA1, proteína que se encuentra, entre otros lugares, en el líquido que recubre las vías respiratorias y otras superficies mucosas. Miembro del “sistema inmune innato” evolutivamente antiguo de los mamíferos, se cree que SAA1 evolucionó como una molécula centinela o de respuesta temprana que, por ejemplo, reconoce y ayuda a eliminar ciertos tipos de bacterias y otros agentes infecciosos.

Los investigadores encontraron que la exposición a las proteínas de los ácaros del polvo causa una sensibilización similar al asma de las vías respiratorias de los ratones del grupo de control. Por el contrario, la exposición a las proteínas de los ácaros del polvo apenas tuvo efecto en ratones en los que SAA1 fue neutralizado por anticuerpos, o en ratones cuyos genes para SAA1 fueron eliminados.

Otros experimentos confirmaron que SAA1, cuando está presente, se une directamente a ciertos alérgenos de los ácaros del polvo llamados proteínas de unión a ácidos grasos, que tienen similitudes estructurales con las proteínas que se encuentran en algunas bacterias y parásitos.

Esta interacción alergeno-SAA1 libera SAA1 en su forma activa, en la que activa un receptor llamado FPR2 en las células que recubren las vías respiratorias. Las células de las vías respiratorias producen y secretan grandes cantidades de interleucina-33, una proteína conocida por su capacidad para estimular respuestas inmunes de tipo alérgico.

Confirmando la probable relevancia para los humanos, los investigadores encontraron evidencia de una mayor producción de SAA1 y FPR2 en células que recubren las vías respiratorias nasales de pacientes con sinusitis crónica, que a menudo está relacionada con alérgenos de ácaros del polvo, en comparación con los controles sanos.

“Creemos que diferentes alérgenos toman diferentes rutas para la activación de la interleucina-33 y las respuestas alérgicas relacionadas, y esta ruta SAA1-FPR2 parece ser la que toman algunos alérgenos de los ácaros del polvo”, señala Wills-Karp.

El equipo ahora planea investigar por qué algunas personas desarrollan trastornos alérgicos en los que esta vía es hiperactiva, mientras que la mayoría no. También pretenden explorar la posibilidad de bloquear esta vía, tal vez en la interacción SAA1-FPR2, como una forma de tratar el asma y otros trastornos alérgicos.

Los investigadores sospechan que la vía alérgica SAA1-FPR2 recientemente descrita puede ser relevante no solo en los trastornos de tipo asma y fiebre del heno, sino también en la dermatitis atópica (eccema) y las alergias alimentarias, posiblemente incluso en trastornos inflamatorios crónicos como la artritis reumatoide y la aterosclerosis.

El cáncer de pulmón, segundo más mortífero en mujeres

El cáncer de pulmón es la segunda causa de muerte relacionada con el cáncer entre las mujeres de todo el mundo. Ello se debe al aumento de las fumadoras con el paso de los años. Es, al menos, lo que ha asegurado la oncóloga y jefa de la Unidad de Tumores Torácicos del Hospital Vall d´Hebron, Enriqueta Felip. Por eso, según recoge la agencia EFE, la copresidenta del Congreso Internacional de Cáncer de Pulmón dedicará una de las sesiones a hablar de este cambio epidemiológico, clínico y social.

La especialista ha incidido en que en Estados Unidos hay una mayor incidencia de cáncer de pulmón en mujeres jóvenes que en hombres jóvenes. A su juicio, estos patrones no se explican completamente por las diferencias de sexo en los comportamientos de fumar, por lo que hay que identificar los factores de riesgo que juegan un papel en la etiología de aquellos tumores que aparecen en personas no fumadoras.

La oncóloga ha explicado que este congreso servirá para intercambiar conocimientos y compartir ideas. También permitirá conocer los últimos avances en el campo de los tumores malignos torácicos. Asimismo, ha destacado la oportunidad que supone para los profesionales inscritos. “Se presentarán estudios y novedades que supone un marco único. Permite traducir todos estos nuevos descubrimientos en una mejor prevención, diagnóstico, estadificación y tratamiento de las neoplasias malignas torácicas”, reconoce Felip.

La especialista ha avanzado que habrá novedades de la mano de varios estudios que son positivos para el tratamiento de cáncer de pulmón. En especial en pacientes con cáncer de pulmón de células pequeñas, en el tratamiento de un subgrupo molecular de cáncer de pulmón RET+, además de potenciales nuevos abordajes en pacientes con mutaciones KRAS.  Al mismo tiempo presentarán novedades en el campo de la inmunoterapia. Es decir, darán a conocer resultados de supervivencia a largo plazo en pacientes con cáncer de pulmón, así como el posible papel predictivo del TMB (Tumor Mutational Burden).

Enriqueta Felip ha señalado que el cambio epidemiológico, clínico y social que se está produciendo ha llegado a cifras colosales. “Lo que hace unos años era un tipo de tumor infrecuente en mujeres hoy se traduce en 725 352 nuevos casos al año. Asimismo, se producen 576 060 muertes a causa de este tumor”.

Para la facultativa, esta tendencia se explica con el cambio de hábitos sociales, muy especialmente por el tabaco y el aumento de las mujeres fumadoras con el paso de los años. No obstante, a pesar de existir una clara relación, también hay un aumento de mujeres afectadas de cáncer de pulmón entre las no fumadoras.

Finalmente, varios investigadores del Vall d´Hebron presentarán trabajos en este congreso. Entre ellos uno sobre datos de incidencia en pacientes que tiene varios tumores primarios de pulmón. “Se trata de un estudio interesante porque el riesgo de desarrollar una segunda neoplasia, después del tratamiento de un cáncer primario inicial, está aumentando”, ha dicho Felip. A su juicio, el cáncer de pulmón representa una segunda neoplasia maligna primaria comúnmente diagnosticada. Además, el número de casos de pacientes que sufren más de un tumor primario aumenta cada década

SEPAR crea un Registro Nacional de pacientes afectados por COVID-19

La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) va a llevar a cabo, con la colaboración de Laboratorios Gebro Pharma, el desarrollo del Registro Nacional de pacientes afectados por COVID-19 (RECOVID).

Más de 40 hospitales ya han comprometido su participación en este gran registro, que pretende recopilar y registrar numerosos parámetros demográficos, clínicos y del tratamiento utilizado en 5.000 pacientes que han padecido la COVID-19 en esta primera oleada de la epidemia y que han sido atendidos por neumólogos y profesionales de otras especialidades, todos ellos miembros de SEPAR.

“El objetivo es poder analizar el perfil de los pacientes atendidos tanto dentro del hospital como fuera de este, conocer sus factores de riesgo, tanto de buena evolución como de mal pronóstico y el tratamiento empleado. Específicamente se evaluará la mortalidad durante el ingreso y a los 30 días”, ha explicado la neumóloga y coordinadora del registro de RECOVID, Rosario Menéndez.

Asimismo, David de la Rosa, coordinador de RECOVID y coordinador del Área de Infecciones Respiratorias de SEPAR, ha asegurado que recopilar todos los datos e información de los pacientes que han atendido puede ayudar a comprender y averiguar cuáles fueron los tratamientos que funcionaron mejor y los que no, de cara a atender mejor a los pacientes de COVID-19 en una eventual segunda oleada.

“En Gebro Pharma estamos altamente comprometidos con la lucha contra la COVID-19, colaborando con ensayos clínicos e iniciativas que nos permitan investigar un tratamiento eficaz y conocer más acerca de la enfermedad. Por ello, nos enorgullece especialmente dar un nuevo paso y colaborar con la SEPAR en el desarrollo de este gran registro de pacientes, que seguro nos proporcionará información muy útil sobre cómo afrontar esta enfermedad y estar más preparados en el futuro”, ha añadido el director general de Gebro Pharma, Sergi Aulinas.

El nuevo registro RECOVID es un estudio multicéntrico observacional ambispectivo, ya que incluirá una parte retrospectiva, referente al episodio agudo de COVID-19, y una parte prospectiva de seguimiento durante un año de los supervivientes.

De forma retrospectiva, los profesionales participantes revisarán las historias clínicas de los pacientes que han precisado atención hospitalaria por COVID-19 para conocer sus características clínicas y poder averiguar qué variables se asocian a una peor evolución clínica y qué intervenciones son más efectivas para controlarla.

De forma prospectiva, el objetivo es conocer las secuelas radiológicas y funcionales que presenten los pacientes, la necesidad de tratamientos que requieran y la frecuencia de reingresos hospitalarios que precisen durante el seguimiento posterior al episodio agudo de COVID-19.

Para ello, se realizarán visitas de control a los 3, 6 y 12 meses, en las que se recogerán datos referentes a los síntomas de los pacientes, así como a las exploraciones complementarias, los tratamientos farmacológicos y no farmacológicos que se consideren necesarios para su adecuado control, entre otros datos.

“Se trata de un registro hecho a partir de los datos de episodios reales, no se trata de un ensayo clínico, que será de enorme utilidad para comprender lo que ha sucedido con nuestros pacientes en la primera oleada de la pandemia, para estar mejor preparados para atender a los pacientes de cara a una segunda oleada, y comprobar la evolución que tienen los nuevos casos que se detecten actualmente”, ha resumido De la Rosa.

La iniciativa se ha dirigido a los más de 4.690 socios de SEPAR, Sociedad científica constituida fundamentalmente por neumólogos, aunque también con presencia de otros especialistas que han diagnosticado y tratado a pacientes de COVID-19, tanto del ámbito hospitalario como extrahospitalario.

El registro está operativo desde mediados de junio, tiempo en que los profesionales participantes ya pueden comenzar a incluir los datos de sus pacientes y la previsión es que se complete en un promedio de 3 meses (entre 2 y 4), a fin de obtener una fotografía de lo sucedido durante la primera oleada de la epidemia en España y disponer así de información muy valiosa para poder afrontar una posible segunda oleada o rebrote.

“Se ha decidido iniciar el RECOVID ahora porque nos encontramos en un momento de menor carga de trabajo asistencial y la elaboración de este registro, que implica revisar las historias clínicas, recoger e introducir los datos de numerosos pacientes”, ha explicado Menendez.

Este registro prevé la recopilación de numerosos datos de los pacientes: demográficos, clínicos, analíticos, funcionales, de las comorbilidades que padecen y los tratamientos habituales para su control, pruebas diagnósticas y tratamientos empleados en la COVID-19, pautas con efectos adversos, gravedad al inicio del episodio, complicaciones durante el ingreso, evolución, datos microbiológicos asociados al nuevo coronavirus, datos en el momento del alta hospitalaria o mortalidad.

A diferencia de otros registros, se va a hacer desde una perspectiva eminentemente neumológica, ya que aportará “cuantiosa y valiosa” información reunida por los neumólogos durante la pandemia de COVID-19, lo que permitirá valorar en diversos subgrupos de pacientes neumológicos los efectos de la COVID-19 en los pulmones.

“Ahora se van a iniciar las revisiones de los pacientes que han padecido la COVID-19 y esto nos va a permitir a los neumólogos analizar las consecuencias y secuelas que tienen a nivel pulmonar. Es el momento de estudiar la fibrosis y otras complicaciones que puedan tener estos pacientes, como el tromboembolismo pulmonar”, añade Menéndez.

Finalmente, el registro permitirá aglutinar información recabada por los especialistas en neumología durante la pandemia sobre los tratamientos y técnicas necesarias para tratar la COVID-19 que han estado en el punto de mira durante la pandemia como la efectividad de las técnicas respiratoria de soporte requeridas como la oxigenoterapia, la oxigenoterapia de alto flujo con gafas nasales, la CPAP, la ventilación mecánica no invasiva o la ventilación mecánica invasiva.

Una muy buena web sobre Neumologia

Estimados lectores. Dejo el enlace URL https://noticias.medsbla.com/noticias-medicas/neumologia-cirugia-toracica/page/2/   

Desde aqui podreis acceder a mucha informacion sobre enfermedades respiratorias, avances en el diagnóstico y tratamiento de muchas de ellas. Noticias y avances en elacion con la SEPR sociedad española  de patologia respiratoria y cirugía torácica, en fin una pagina web que bien merece la pena visitar para cualquier persona interesada en temas del aparato respiratorio.

Información suministrada por el Doctor Dámaso Escribano especialista en Medicina Intrna y Neumologia Colegiado 33/3302601 en asturias y con la consulta en Gijón. A traves de esta pagina puedes solicitar consulta

Nueva estrategia en el tratamiento para el cáncer de pulmón

Los investigadores de Moffitt Cancer Center han descubierto un nuevo enfoque en el tratamiento para el cáncer de pulmón que podría ayudar a los pacientes, según ha recogido EurekAlert. El cáncer de pulmón es el segundo tipo de cáncer más común, ya que se registran, aproximadamente, 228 000 nuevos casos al año. Dentro de esta cifra, el 30% de los pacientes presenta mutaciones en la vía KRAS. Esta mutación provoca que el cáncer sea más agresivo y, por tanto, más difícil de tratar.

KRAS es un gen que regula la señalización celular de encendido y apagado y produce un crecimiento o división celular normal. Las mutaciones en este gen hacen que la proteína ignore la señal de apagado, lo que conlleva un crecimiento celular descontrolado. Por este motivo, los profesionales han centrado la investigación en la vía KRAS. Los resultados demostraron que las proteínas quinasas MEK pueden ser el principal objetivo para el tratamiento de cáncer de pulmón.

Para demostrarlo los científicos realizaron pruebas de drogas, línea celular y experimentos con animales. Los resultados mostraron los beneficios de utilizar el inhibidor del MEK junto con las citocinas TNFα y IFNy. El empleo de este procedimiento favoreció la muerte de las células cancerígenas con mayor efectividad que el tratamiento con un inhibidor MEK.

Nuevas vías de investigación

Mengyu Xie, investigador del estudio, ha explicado: “Estos estudios ayudarán a determinar si la modulación del microambiente inmunológico junto con la señalización tumoral es una estrategia viable”.

Por lo tanto, los investigadores descubrieron que la utilización de un inhibidor del punto de control inmunitario PD-1 junto con el inhibidor del MEK permitía una regresión tumoral más fuerte. En este sentido, han abierto nuevas líneas de investigación para combinar los inhibidores del MEK con otros tratamientos inmunológicos.

Por último, los científicos resaltan la importancia de que un agente anticancerígeno pueda modular la actividad de una vía de señalización de citoquinas. Además, resulta fundamental para los procesos biológicos porque puede abrir una nueva ruta de comprensión de las vías oncogénicas.

Una segunda oleada de COVID-19 podría evitarse con distanciamiento social, mascarillas e higiene de manos

Un modelo realizado por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) ha identificado que se podría evitar una segunda oleada de la pandemia de COVID-19 y futuros confinamientos con distanciamiento social, uso de mascarillas e higiene de manos, entre otras intervenciones.

Nature Human Behavior ha publicado los resultados donde se muestra que los países que todavía no han alcanzado el pico de casos activos, “los confinamientos se deben mantener durante al menos 60 días y el desconfinamiento debe ser gradual”, informa ISGlobal en un comunicado.

Según el modelo, en España, donde “el desconfinamiento fue rápido para la mitad de la población y gradual para el resto”, el comportamiento individual será clave para reducir o evitar una segunda ola.

El jefe del programa de clima y salud de ISGlobal, Xavier Rodó, explica que si se logra hacer descender la tasa de transmisión en un 30% mediante el uso de mascarillas, higiene de manos y distanciamiento social, se “reducirá considerablemente la magnitud” de la próxima oleada. De hecho, reducir la tasa de transmisión en un 50% “podría evitar la ola por completo”, añade Rodó.

Combinar al remdesivir con otros fármacos podría fomentar su potencia para combatir a la COVID

UEVES, 21 de mayo de 2020 (HealthDay News) — Una farmacoterapia combinada para la COVID-19 busca tanto evitar la propagación del virus dentro del cuerpo humano como controlar el caos que el virus provoca en el sistema inmunitario.

Un ensayo clínico con fondos federales de EE. UU. está evaluando si el antiviral experimental remdesivir funciona mejor contra la COVID-19 si se administra junto con un potente antiinflamatorio llamado baricitinib.

“El baricitinib es un medicamento oral que se administra una vez al día que ha sido bien tolerado en muchos estudios que han examinado su uso en la artritis reumatoide. Tiene muy pocas interacciones farmacológicas, de forma que se puede combinar con la mayoría de los antivirales, como el remdesivir”, señaló el Dr. Vincent Marconi, profesor de medicina y salud global de la Facultad de Medicina de la Universidad de Emory, en Atlanta.

Este no es el único estudio que está observando a la combinación del remdesivir con otro medicamento.

CytoDyn, una firma de biotecnología con sede en el estado de Washington, está preparando un ensayo clínico que combinaría al remdesivir con el leronlimab, un fármaco que inhibe la infección viral y que también ha mostrado efectos antiinflamatorios, anunció la compañía esta semana.

¿Por qué agregar otros fármacos al régimen del remdesivir? Se ha mostrado que el remdesivir evita que la COVID-19 se multiplique en los humanos, pero su efecto respecto a mejorar la salud de los pacientes ha sido “modesto”, comentó el Dr. Richard Novak, director de investigación en enfermedades infecciosas de la Universidad de Illinois, en Chicago (UIC).

Los investigadores sospechan que esto podría deberse a que el antiviral no hace nada por contrarrestar la reacción extrema del sistema inmunitario a la COVID-19 en los casos graves: una ola de inflamación intensa que daña a los órganos y contribuye a la neumonía.

“El remdesivir tiene un beneficio marginal y ayuda a las personas a mejorar antes”, comentó el Dr. Amesh Adalja, experto sénior del Centro de Seguridad de la Salud Johns Hopkins, en Baltimore. “Pero hay problemas inmunológicos que ocurren con la infección que podrían ser responsables de algunas de las manifestaciones más graves de la COVID-19”.

Los equipos de investigación tienen la esperanza de que añadir el baricitinib al remdesivir sea más efectivo para tratar a la COVID-19, y que salve vidas y haga que las personas vuelvan a tener una buena salud antes.

El equipo de Novak en la UIC acaba de inscribir a su primer paciente para el ensayo de remdesivir/baricitinib, que está siendo financiado por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE. UU., y que se conoce como Ensayo de tratamiento adaptativo de la COVID-19, o ACTT, por sus siglas en inglés.

La primera fase del ACTT se enfocó solo en el remdesivir; ahora, se añadirá el baricitinib. En el futuro, el ensayo también podría evaluar combinaciones de remdesivir y otros fármacos, planteó Novak.

La meta es inscribir a entre 800 y 1,000 participantes en esta fase del ensayo, en hasta 100 hospitales distintos de todo el mundo, apuntó Marconi. Los pacientes elegibles deben estar hospitalizados con la COVID-19 y sufrir de complicaciones relacionadas con los pulmones.

Todos los participantes del ensayo serán tratados con remdesivir, pero se elegirán al azar para que reciban baricitinib o un placebo además del antiviral, dijo Novak.

“Lo bueno es que ahora contamos con un suministro de remdesivir para uso compasivo. Tenemos medicamentos para las personas que llegan y que necesitan ser tratadas”, añadió Novak.

La idea del método de múltiples medicamentos se originó en investigaciones anteriores sobre el SIDA, en que los expertos encontraron que los cócteles de fármacos podían prevenir la propagación y la progresión del VIH.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre la COVID-19.

La FDA aprueba atezolizumab como terapia de primera línea para determinados pacientes con cáncer de pulmón

La FDA de Estados Unidos ha aprobado atezolizumab (Tecentriq) como tratamiento de primera línea para adultos con cáncer de pulmón no microcítico (CPNM) metastásico, cuyos tumores tienen una alta expresión PD-L1, según lo determinado por un test aprobado por la FDA, sin aberraciones tumorales genómicas en EGFR o ALK. “Estamos muy satisfechos de ofrecer a las personas con ciertos tipos de cáncer de pulmón una nueva opción sin quimioterapia que puede ayudar a prolongar su supervivencia y administrarse en un horario de dosificación flexible, incluyendo la posibilidad de una infusión de Tecentriq una vez al mes. Hoy se cumple la quinta aprobación que recibe esta terapia en cáncer de pulmón, prueba del compromiso que mantenemos para proporcionar una opción de tratamiento eficaz y personalizada para cada persona diagnosticada con esta enfermedad”, ha declarado el jefe médico y responsable de Desarrollo Global de Productos de Roche, Levi Garraway.

Esta aprobación está avalada por un análisis provisional del estudio fase 3 IMpower110, que mostró que la monoterapia con atezolizumab mejoró la supervivencia global en 7,1 meses en comparación con la quimioterapia en personas con expresión elevada de PD-L1. La seguridad de atezolizumab fue consistente con su perfil ya conocido y no se identificaron nuevos signos de seguridad.

Aumenta el uso de los inhaladores durante la pandemia del coronavirus

El uso diario de los medicamentos inhalados entre los estadounidenses con asma y enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) ha aumentado durante la pandemia del coronavirus, muestra un estudio reciente.

Los investigadores analizaron los datos sobre el uso de los inhaladores de control de casi 7,600 pacientes que utilizan Propeller Health, que usa monitores electrónicos de los medicamentos para rastrear el uso de los inhaladores y alertar a los pacientes cuando se saltan dosis.

Entre los siete primeros días de enero de 2020 y los siete últimos días de marzo, la media de uso diario de inhaladores de control aumentó en un 14.5 por ciento.

En la última semana de marzo, más de un 53 por ciento de los pacientes tenían un cumplimiento del medicamento de control diario de un 75 por ciento o más, un aumento del 14.9 por ciento respecto a los primeros siete días de enero, según el estudio, que se publicó el 4 de mayo en la revista The Journal of Allergy and Clinical Immunology: In Practice.

“Nos anima ver el aumento en el cumplimiento de los pacientes con sus medicamentos para el asma y la EPOC, que es esencial para evitar los síntomas y mantener a los pacientes fuera del hospital durante esta pandemia”, comentó la primera autora, Leanne Kaye, que era gerente sénior de investigación de Propeller Health cuando se realizó el estudio.

Los aumentos en el cumplimiento con el medicamento de control diario se observaron en todos los grupos de edad, y los pacientes mayores mostraron un mayor cumplimiento general a principios del estudio. No hubo diferencias estadísticas significativas en el uso de medicamento mejorado entre los pacientes con asma y con EPOC.

“Esta investigación ofrece un mayor respaldo a la idea de que las herramientas de salud digitales pueden mejorar el cumplimiento y ofrecer información sobre el bienestar de los pacientes entre las visitas al consultorio”, comentó Kaye en un comunicado de prensa de la revista.

La mejora en el uso del medicamento de control observada en el estudio podría deberse a las directrices de la pandemia del coronavirus sobre el uso de los medicamentos, además de que los pacientes deseen mantener sus enfermedades respiratorias bajo control durante esta pandemia, según los investigadores.

Los medicamentos diarios de control son esenciales para los pacientes con asma, EPOC y otras afecciones respiratorias crónicas, sobre todo durante la pandemia de COVID-19, anotaron los autores.

Controlar esas enfermedades respiratorias mediante el uso adecuado de medicamentos puede mejorar los resultados y reducir los problemas que requieren una atención médica, que podría exponer accidentalmente a un paciente a la COVID-19, explicaron.