Los pacientes con EPOC tienen dolor con más frecuencia que el resto de la población

El Servicio de Neumología del Hospital Gregorio Marañón ha llevado a cabo un estudio entre más de 44.000 personas para analizar la presencia de dolor en pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

El estudio, pionero en nuestro país, ha desvelado que los pacientes con EPOC tienen dolor con más frecuencia que el resto de la población, lo que supone menor calidad de vida y un deterioro de la situación clínica de estos enfermos.

Los resultados de este trabajo han sido publicados en The Clinical Journal of Pain. “Este estudio surge porque en las consultas externas observamos a menudo que los pacientes con esta enfermedad se quejan, no sólo de los síntomas respiratorios característicos, sino también de otros como dolor de espalda, de cuello y migrañas, sobre todo aquellos con una enfermedad más evolucionada” ha explicado Javier de Miguel.

El estudio ha evaluado, mediante encuestas de salud a la población, a 44.000 pacientes, que se han dividido en dos periodos distintos, en 2009 y en 2014, diferenciando para ello dos grupos, uno con EPOC y otro de sujetos control que no padecen esta enfermedad, todos ellos mayores de 35 años, edad a partir de la cual puede manifestarse la enfermedad.

La finalidad del artículo ha sido demostrar que hay una mayor incidencia de dolor crónico en personas que padecen esta patología en base a tres puntos: el dolor en el cuello, el dolor en la espalda, ya que estos pacientes pueden tener aplastamientos vertebrales por la propia evolución de la enfermedad, y el dolor de cabeza o migraña debido principalmente a la tos crónica.

Igualmente durante la investigación se tuvieron en cuenta factores asociados que contribuyen a un aumento de la incidencia de este tipo de dolor crónico como es la obesidad, la edad (la prevalencia del dolor es mayor en los pacientes más jóvenes), el sexo (las mujeres con EPOC padecen más dolor que los varones), los pacientes con mala calidad de vida o con alguna alteración mental como ansiedad o depresión y todos aquellos enfermos que usan medicación para el dolor.

 

Anuncios

Endometriosis y Neumotórax

Enfermedad ginecológica común, pero mal entendida. Esta patología se caracteriza por la presencia de tejido similar al revestimiento uterino fuera del útero, y puede afectar a diferentes órganos.

La endometriosis afecta a alrededor del 10% de las mujeres en edad fértil, según el Instituto Nacional de Investigación en Salud y Médica (INSERM). Este número está en constante aumento.   

Un diagnóstico tardío

Sin síntomas específicos y los esfuerzos de investigación insuficientes, el diagnóstico se hace en promedio,  después de siete años, de acuerdo con un observatorio que trabaja en el desarrollo de nuevas herramientas de diagnóstico, junto con varias asociaciones que luchan contra la endometriosis.

Además, la endometriosis puede ser asintomática, en este caso, por lo general se descubre por casualidad cuando una mujer consulta a una dificultad para concebir un niño.

Afectar a la fertilidad

30% a 40% de las mujeres con problemas de fertilidad  presentan endometriosis,  según EndoFrance. Si “una proporción significativa de pacientes de endometriosis en realidad es infértil, la explicación científica de la relación no se entiende completamente”, señaló por su parte el Inserm.

    Una enfermedad dolorosa

Dolor ginecológico es el síntoma más común de la enfermedad: el 40% de las mujeres con dolor pélvico crónico, especialmente durante la menstruación, tienen  endometriosis. El dolor también puede ocurrir durante las relaciones sexuales en el momento de la defecación o micción.

    Un alto costo de la atención

En Francia, el tratamiento de la endometriosis costaría un total de 9,5 mil millones € al año, si tenemos en cuenta los gastos médicos y pérdida de productividad inducida, que se estima en un estudio de la Fundación Mundial de Investigación de  endometriosis.

Una desventaja en la vida cotidiana

De acuerdo con el observatorio el 70% de las pacientes experimentan dolor incapacitante, el 30% de las actividades de rutina se interrumpe por la enfermedad y el 20% refiere que su movilidad se ve afectada.

Es bien conocido como esta enfermedad puede producir patología mas allá de la propia cavidad uterina, en particular afectación de la pleura ,serosa que recubre los pulmones produciendo neumotórax espontáneo el llamado neumotórax catamenial, colección de aire en el espacio entre el pulmón y la pleura con la consiguiente retracción y/o aplastamiento del pulmón lo que conduce a insuficiencia respiratoria aguda y posibles trastornos cardiorespiratorios , siendo preciso una rápida intervención a efecto de extraer el aire del espacio pleural , procedimiento que se realiza colocando un catéter o tubo de toxrax, a través del espacio intercostal más conveniente segun su localización  con la consiguiente reexpansion pulmonar.