Una combinación de dos fármacos mejora la gravedad de la apnea obstructiva del sueño

La apnea obstructiva del sueño podría tratarse con una combinación de dos medicamentos, atomoxetina y oxibutinina, que permiten mejorar hasta en un 63% la gravedad de este trastorno, según ha concluido un estudio sobre el tratamiento farmacológico de este síndrome dirigido por Luigi Taranto Montemurro, del Departamento de Medicina del Sueño de la Harvard Medical School de Boston (Estados Unidos).

La investigación se presentó durante el 52º Congreso de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), celebrado en Santiago de Compostela.

Esta patología afecta a más del 50% de las personas obesas y en torno al 25 o 30% de la población adulta. Cuando las apneas provocan síntomas como cansancio o somnolencia durante el día se habla de apnea obstructiva del sueño, cuya prevalencia es el del 10% en varones de mediana edad y de un 5% en mujeres, según explicó Olga Mediano, neumóloga y coordinadora del Área de Sueño de SEPAR.

La presión positiva continua de la vía aérea (CPAP) es el tratamiento actual para tratarla, pero hay pacientes que no se adaptan a llevar la mascarilla durante toda la noche y, además, supone un gasto elevado, porque requiere personal especializado.

En este contexto, los investigadores han observado que los agentes noradrenérgicos, como la atomoxetina, aumentan la actividad del músculo geniogloso en la fase no REM del sueño, mientras que los bloqueantes muscarínicos, como la oxobutinina, aumentan su actividad durante la fase REM. De este modo, decidieron administrar una combinación de ambos fármacos con el objetivo de mantener una actividad adecuada del músculo geniogloso para mantener abierta la vía aérea.

De este modo, Mediano puso de relieve que el hecho de tratar la apnea del sueño con fármacos supone una visión optimista respecto nuevas opciones terapéuticas. Sin embargo, “hay que seguir investigando si el efecto se mantiene a más largo plazo, con una muestra más grande, en qué pacientes y qué efectos secundarios podría tener”, declaró.

Asimismo, puede servir como alternativa a la aplicación de CPAP en caso de pacientes que presenten intolerancia a esta técnica, ya que podría ofrecerse como tratamiento de elección en pacientes o como adyuvante a la CPAP, concluyó.

Solicite Consulta ante la sospecha de SAOS. Ronquido, apneas durante el sueño somnolencia diurna, cansancio , hipertension arterial.

Dr. Dámaso Escribano Médico Internista Neumólogo.

Anuncios

Apnea del sueño, alteracion estructural cerebral y Demencia

Una nueva investigación publicada en el European Respiratory Journal ha encontrado que la apnea obstructiva del sueño (AOS) se asocia con alteraciones estructurales en varias regiones del cerebro que son características de la demencia.

En el estudio, 83 adultos entre 51 y 88 años se sometieron a pruebas neuropsicológicas, evaluación polisomnográfica y resonancia magnética cerebral.

Los hallazgos mostraron que la desaturación de oxígeno se relacionó con un menor espesor cortical en ambos lóbulos temporales y este grosor reducido se asoció con una codificación más pobre de nueva información. La alteración del sueño relacionada con la OSA se asoció con un aumento del grosor cortical en las regiones frontal, central y occipital del hemisferio derecho, y un aumento en los volúmenes del hipocampo izquierdo y la amígdala.

Los autores dicen que los hallazgos pueden indicar un curso temporal distinto dentro del cual OSA ejerce efectos perjudiciales sobre la integridad cerebral. En adultos mayores asintomáticos, la OSA puede provocar agrandamiento o hipertrofia, que refleja procesos reactivos o inflamatorios. Más tarde, esto puede llevar a la atrofia cuando los síntomas clínicos comienzan a aparecer.

Señalan que aunque se han identificado algunos factores de riesgo modificables para la demencia, la OSA y la alteración del sueño aún no se han establecido como factores de riesgo. Recomiendan aumentar el cribado de la AOS y ofrecer un tratamiento específico a los adultos mayores en riesgo.

Cosultas sobre trastornos del sueño, solicitud de estudios polisomnográficos. Solicita Consulta. Dr. Dámaso Escribano Meicina Interna. Neumologia

La CPAP no disminuye problemas cardiovasculares graves.

El tratamiento con CPAP no contribuye a disminuir la probabilidad de sufrir problemas cardiovasculares graves de pacientes con apnea de sueño, según un estudio internacional liderado a nivel nacional por los doctores Olga Mediano (Hospital Universitario de Guadalajara) y Ferran Barbé (Instituto de Investigación Biomédica de Lleida Fundación Dr. Pifarré (IRBLleida)), ambos investigadores del CIBERES.

La CPAP (Continuous Positive Airway Pressure) es un dispositivo de uso habitual para el tratamiento de la apnea de sueño que a través de una mascarilla insufla aire a presión en la vía aérea. Los investigadores participantes en este estudio clínico, publicado en la prestigiosa revista The New England Journal of Medicine, han concluido que en pacientes con síndrome de apnea del sueño moderada o grave con enfermedades coronarias o cerebrovasculares,el tratamiento con CPAP no contribuye a evitar problemas cardiovasculares graves como las muertes por estas causas, el infarto de miocardio, el ictus o la hospitalización por angina inestable, insuficiencia cardiaca o ataque isquémico transitorio. El uso del CPAP, en cambio, sí que mejora la calidad de vida y el estado de ánimo, y disminuye los ronquidos y la somnolencia durante el día.

En esta investigación liderada por R. Doug McEvoy, de la Universidad de Adelaida (Australia), se han analizado 2.717 adultos de diferentes países de edades comprendidas entre los 45 y 75 años con apnea del sueño moderada o grave y enfermedad coronaria o cerebrovascular, sometiéndolos de manera aleatoria a tratamiento con CPAP o a la aplicación solo de las medidas de seguimiento habituales de la enfermedad cardiovascular.

vicio de Medicina Respiratoria del Hospital Universitario Arnau de Vilanova de Lleida, investigador principal del grupo de Investigación Traslacional en Medicina Respiratora del IRB Lleida, profesor de la Universitat de Lleida y director científico del CIBERES.

A nivel nacional, el estudio ha sido financiado por el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) y la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR). Este trabajo ha sido coordinado en España por la Dra. Olga Mediano, investigadora del Hospital Universitario de Guadalajara y del CIBERES. Han participados en el proyecto además otros hospitales como el Hospital Parc Talli (Sabadell), el Hospital 12 de Octubre (Madrid) y el Hospital de Vitoria (Vitoria).

Sobre la apnea de sueño

La apnea del sueño, que es la interrupción repetida de la respiración durante el sueño debida a la falta de oxígeno, afecta aproximadamente a un 13% de los hombres y un 6% de las mujeres, y su prevalencia se ha incrementado en las últimas dos décadas paralelamente al aumento de la obesidad. Esta patología frecuentemente se relaciona con un incremento del riesgo de desarrollar hipertensión y enfermedad cardiovascular.